Desde el vestidor

Leo Ramos, la estrella de Lobos BUAP de 1 millón de dólares

Francisco Arredondo

Los tiempos se agotan para el patronato que maneja los destinos de Lobos BUAP si es que quiere comprar a su jugador estrella, Leonardo Ramos, quien se convirtió desde la Fecha 9 del Apertura 2018 en un referente goleador para el equipo comandado por Juan Francisco Palencia.

En el préstamo de Leo Ramos que se cerró en agosto del año pasado entre la directiva de la BUAP y Cafetaleros de Tapachula del Ascenso MX (dueña de los derechos federativos del sudamericano), se incluyó una cláusula donde se estableció que los Licántropos llevarían mano para apoderarse del apodado Tanque.

La fecha límite para pronunciarse por parte de Lobos BUAP es el próximo 30 de marzo para hacer del conocimiento de los Cafetaleros si pagarán el millón de dólares que habría quedado establecido cuando firmaron el préstamo y las negociaciones se cerrarían el 30 de mayo o al finalizar el Clausura 2019.

Desde su arribo a Lobos, el argentino no solo se encargó de conseguir goles para su equipo, sino de poner cada vez más alto su costo en un mercado como la Liga MX. En 16 partidos entre el Apertura 2018 y el actual torneo suma 13 anotaciones, aunque su paso goleador se vio frenado por una lesión en el brazo derecho hace dos semanas ante América.

Desde diciembre pasado surgieron varios clubes interesados en llevarlo a sus filas, entre ellos Atlas, pero sus intenciones se vieron frenadas por el contrato vigente con los universitarios, pese a que el representante del jugador habría buscado alternativas para deshacer el acuerdo.

Las siguientes semanas se antojan complicadas en las negociaciones, debido a que lo encargados de manejar los destinos de Leo Ramos pretenderían subir el precio de la opción de compra, un tema que debilitaría las posibilidades poblanas de quedarse con el jugador y quizá ellos poder revenderlo en el siguiente verano.

Aquí todo dependerá de las habilidades para negociar del patronato de Lobos BUAP.

RAFA MÁRQUEZ

Sin contrato como presidente deportivo del Atlas. Desde que asumió este cargo con el equipo tapatío, el exinternacional mexicano lo ha hecho sin un documento firmado, pues los enterados advierten que, a un nivel directivo serio, salen sobrando ese tipo de arreglos, ya que las partes confían plenamente en ambas.

OPINIONES MÁS VISTAS