Arena Michoacán: así es el estadio en forma de mariposa que se quedó archivado

El proyecto para crear un complejo deportivo que atrajera algún equipo de la Liga MX, que se estimaba fuera inaugurado en 2023, quedó en el olvido.

Se estimaba que la Arena Michoacán se inaugurara en junio del 2023

Jonathan Collazo y Mediotiempo

Un techo con la estética de una mariposa monarca y ocho fachadas formadas por miles de símbolos alusivos a las tradiciones y cultura michoacana, son la base del diseño que se entregó al gobierno estatal como parte de un estudio de factibilidad para la construcción de la Arena Sostenible de Michoacán (ASMI), un proyecto que intentó echar a andar el exgobernador Silvano Aureoles Conejo y con el que pretendió atraer una franquicia de la Liga MX a la ciudad de Morelia, luego de la mudanza a Mazatlán del club Monarcas, equipo fundado en 1950 que se extinguió después de 30 años ininterrumpidos en la máxima división del balompié mexicano.

Sin embargo, Morelia se quedó sin futbol de primera a mediados del 2020 y todo se quedó en una buena intención. En medio de señalamientos por desvíos millonarios de dinero público, Aureoles Conejo dejó el gobierno estatal en septiembre del 2021, y el trabajo que solicitó y le fue entregado el 24 de junio del 2020, quedó archivado bajo el nombre de “Estudio de Sostenibilidad Económica, Social y Ambiental”, al cual mediotiempo tuvo acceso a través de una solicitud de información a la Plataforma Nacional de Transparencia.


En las 342 hojas que conforman este estudio, se justifica la edificación del inmueble. Además contiene el análisis del sitio de construcción, capacidad, diseño, viabilidad financiera, monto -estipulado en 2 mil 450 millones de pesos- y los tiempos de las obras, planeadas para iniciar en junio del 2021 y concluir en julio del 2023.

La ASMI parecía un proyecto ambicioso, pues su diseño no solo se elaboró para albergar partidos de primera división, también se contempló para encuentros de futbol internacionales, incluyendo de la Selección Mexicana, así como aforo para otros deportes como box, lucha libre, voleibol, tenis y hasta juegos de NBA. Además de conciertos para los que se garantizaba una capacidad de 50 mil personas, más que en cualquier otro recinto de música en México.

Mariposa monarca y el diseño de la Arena Michoacán

El diseño de la Arena Sostenible de Michoacán está inspirado en la mariposa monarca y diversos aspectos de la cultura, economía y actividades de este estado, por ejemplo, la elaboración de juguetes de madera e instrumentos musicales; festividades tradicionales como el día de muertos en Pátzcuaro, la arquitectura colonial y prehispánica, maravillas naturales y el aguacate, ya que el estado concentra el 84 por ciento de la producción en el territorio nacional.


El boceto entregado en el estudio cuenta con ocho fachadas que hacen referencia a las ocho regiones de la entidad, cada una con “paneles perforados con figuras y símbolos que representan actividades, tradiciones, economía, naturaleza y otros elementos”, señala el documento.

Unas de las características que más llaman la atención en el diseño, es el techo y el contorno del inmueble en forma de una mariposa, así como una plataforma en lo más alto de la estructura que funcionaría como puente para cruzar de un lado al otro.

Arena Michoacán, otro proyecto ‘en veremos’ del promotor del Estadio de Tigres

El proyecto de la Arena Sostenible de Michoacán consideraba un retorno de inversión y un impacto económico en el corto y mediano plazo, pues además de funcionar como estadio y recinto de espectáculos, operaría los 365 día del año con hoteles, museos, tiendas, servicios de salud y educación, gimnasios, restaurantes, oficinas administrativas y corporativas, salones de eventos y un centro de convenciones.

Con toda esta oferta, el estudio señala que el impacto económico para Michoacán y su capital, Morelia, en los primeros 10 años de la ASMI, sería de 20 mil millones de pesos.

Antiguo CERESO, el sitio elegido para la “construcción”

Respecto al sitio de edificación, en el proyecto se analizaron cuatro zonas en la ciudad de Morelia: Estadio Venustiano Carranza, Estadio Morelos, Zona Contigua al Centro de Convenciones y las viejas instalaciones del antiguo Centro de Readaptación Social (Cereso), los cuales están abandonados desde el 2017 cuando fue desalojado después de 50 años de funcionamiento.


Y fueron los terrenos del Cereso los “elegidos” como el sitio idóneo, debido a sus accesos a carreteras y salía al aeropuerto, disponibilidad total de la superficie al ser propiedad del estado, conectividad con rutas de transporte público y a zonas turísticas, además de la posibilidad de contar con 11 mil cajones de estacionamiento.

Al final, a pesar de tener todo el plan, la Arena Sostenible de Michoacán quedó archivada, lejos de ejecutar su creación.


NOTAS MÁS VISTAS