Martín Palermo, a 25 años de los tres penales fallados con Argentina en Copa América

El delantero argentino pasó aquella noche a los libros del Récord Guinness por sus pifias desde el manchón penal ante Miguel Calero.

La noche trágica de Martín Palermo. (FOTO: especial)

Argentina tiene su ‘noche triste’. Y es que hace exactamente 25 años, en Luque, Paraguay, Martín Palermo pasó a la historia de su país al fallar tres penales en un mismo partido, lo hizo ante Colombia y en un escenario como la Copa América de 1999, teniendo enfrente a un arquero conocido en el futbol mexicano como Miguel Calero (q.e.p.d.).

Aquel 4 de julio de 1999 marcó un antes y un después para el delantero argentino, pues ingresó a los libros del Récord Guinness por fallar tres penales en un partido, mismos que se dieron en la primera fase de la Copa América y lo dejaron con una mancha imborrable en su brillante carrera deportiva.

En el Estadio Feliciano Cáceres, Martín Palermo dejó parte de su historia, pues un año antes había sido bautizado por Carlos Bianchi como el “Optimista del Gol” y aquella noche fue todo lo contrario, pues sus tres fallas desde el manchón penal condenaron a Argentina a la derrota (3-0) ante su similar de Colombia.

¿Cómo falló Palermo los tres penales?

Lo que pintaba como un arranque alentador para Martín Palermo, se fue desdibujando hasta lo infame. Y es que tan solo al minuto cinco, el silbante Ubaldo Aquino decretó una pena máxima a favor de la Albiceleste, misma que lucía apetecible para el entonces goleador de Boca Juniors, quien con la confianza de registrar dos tantos de su partido anterior (ante Ecuador), tomó el balón y lo puso en el manchón penal para sacar un zurdazo que terminó por reventar el travesaño.

El golpe anímico no pudo ser peor para Martín, debido a que tan solo cinco minutos más tarde (10'), el silbante volvió a marcar un penal, pero en esta ocasión a favor de los colombianos, quienes no desaprovecharon y mandaron a guardar el balón al fondo de la red para tomar la ventaja parcial (1-0) ante el impecable cobro de Iván Ramiro Córdoba.

Una segunda oportunidad llegó para Palermo cuando se marcó una nueva pena máxima, pero otra vez quiso reventar el balón y con un zurdazo mandó a volar el esférico por encima del larguero y directo a la tribuna. El pago fue la misma moneda: Colombia hizo el 2-0 minutos más tarde con una anotación de Congo.

La noche histórica se cerraría en los minutos finales del partido, cuando los cafetaleros pusieron el 3-0 en el electrónico gracias al tanto de Johnnier Montaño. La oportunidad de redimirse llegó para Martín Palermo al minuto 90, cuando un nuevo penal llegó para Argentina. El delantero cambió la forma de cobrar y se decantó por un zurdazo cruzado a media altura, sin contar con que Miguel Calero se tendería de forma impecable para evitar el gol y con ello sellar la noche de pesadilla para el argentino.

Una noche atípica

Esa noche fue muy singular porque se marcaron cinco penales: los tres fallados por Martín Palermo y dos más que tuvieron los colombianos, de los cuales solo fue bueno el de Córdoba, ya que Hamilton Ricard erró frente a Germán Burgos.

El resultado final del partido (3-0) condenó a la Selección de Argentina al segundo puesto del Grupo C y en los Cuartos de Final se enfrentó a Brasil y la Albiceleste terminó eliminada. Años después el goleador recordó el episodio y justificó lo hecho aquella noche en Paraguay.

"Después del análisis del partido (Marcelo) Bielsa me dijo que había sido egoísta en ese momento. Yo le respondí que no porque era el designado para patear y no había sentido ninguna orden para que no pateara el tercero. Yo asumí la responsabilidad que me correspondía. (Roberto) Ayala se me acercó para preguntarme si estaba para patearlo y le dije que sí. No sé si Bielsa había sido expulsado porque estaba (Claudio) Vivas, pero no se si dio una orden para que lo pateara otro. Yo nunca escuché. Ya estamos hoy a muchos años, eso me sirvió de experiencia", dijo a TyC Sports.

La noche trágica no paró ahí para Martín Palermo, ya que tras finalizar aquella Copa América, la Lazio de la Serie A intentó ficharlo por 15 millones de dólares, pero el traspaso se terminó cayendo porque hubieron modificaciones en las cláusulas por parte del presidente Xeneize, Mauricio Macri, y no se dio su salida.


NOTAS MÁS VISTAS