Mehdi Taremi, el goleador que permanecía a la sombra de occidente

En el futbol de Irán se gestó a un artillero que maravilla en el club Porto y que buscará comandar a su país a la segunda fase, por primera vez en una Copa del Mundo.

Taremi es una gran figura que estará en Qatar 2022.

Eduardo Domínguez

El primer gol de un futbolista iraní en la fase de Cuartos de Final de la UEFA Champions League deslumbró al mundo, a tal grado que fue colocado inmediatamente entre los tres finalistas al Premio Puskás de 2021 al mejor gol –lo ganó el argentino Erik Lamela-.

El 13 de abril del 2021, Mehdi Taremi -un corpulento jugador de 1.88 de estatura- se alzó al minuto 93 sobre el manchón penal para ejecutar una espectacular chilena, con la que Porto venció 1-0 al poderoso Chelsea, en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán.

Aunque de nada le sirvió a su equipo, ya que los Dragones del Porto fueron eliminados en esos Cuartos de Final (2-1, global), el nacido en la ciudad de Bushehr (18 de julio, 1992) confirmó su calidad en el futbol de más alto nivel, más allá de que toda su vida se había destacado por su capacidad goleadora.

Futbol en las sombras

Para esos buenos futbolistas nacidos en Argentina, Uruguay o Brasil solo bastan algunos destellos de calidad para que Europa los etiquete como deseables, mientras que para los surgidos en otros países como Irán, para destacarse hace falta redoblar esfuerzos.

Marcado por la tensión entre la República Islámica y Estados Unidos - desde la Crisis de los Rehenes o de los 444 días, en 1979-, ni el futbol ni los futbolistas iraníes suelen formar parte de las listas de destacables, razón principal por la que se conoce poco de su desarrollo, más allá de sus fronteras.

No obstante, en esas sombras a las que occidente no suele voltear, eventualmente se asoman deportistas interesantes; es el caso de Taremi, quien se destacó a partir de su llegada al Río Ave de Portugal, por recomendación del técnico lusitano, Carlos Queiroz, quien fue seleccionador nacional de Irán. 

No es considerado un delantero con virtudes extraordinarias, pero su máxima destreza consiste en aparecer en el momento final de la jugada en el área para empujar la pelota a la red. Es un cazador furtivo, un príncipe persa del área.

Iniesta, una inspiración

Mehdi tenía la intención de emular las capacidades del español Andrés Iniesta, de quien dijo a la agencia EFE había “visto muchos partidos suyos en la televisión, buscando noticias sobre él; es un gran jugador, técnicamente muy fuerte y una mente maestra en el centro del campo”.

Mehdi Taremi jugó en clubes como Shain, Iranjavan y Persépolis y en el Al-Gharafa de Qatar, pero su escalón definitivo Río Ave, club con el que concretó 18 goles en su primera temporada y fue el campeón de goleo; de ahí, la consolidación en el Porto, club al que arribó a los 28 años (septiembre, 2020) a cambio de 5 millones de euros, una vez que rechazó al Sporting de Lisboa.

“Siempre tuve el sueño de disputar la Champions League y en un gran club. Estoy muy contento por esta situación. Siendo el primer jugador iraní en la historia del Porto, uno de los equipos más grandes del mundo”, dijo Mehdi en su presentación en el club, donde en poco tiempo se convirtió en su mejor delantero, uno que intentará llevar a Irán por primera vez a la segunda fase de una Copa del Mundo.

En Qatar 2022, Irán se enfrentará a Inglaterra, Estados Unidos y un rival por definir, que saldrá de entre Escocia, Gales o Ucrania.


NOTAS MÁS VISTAS