Suecia 1958, el Mundial en el que Pelé inició su brillante reinado

Con solo 17 años, la maravilla del Santos complementaría una generación de futbolistas extraordinarios que le daría a Brasil su primer trofeo Jules Rimet.

Suecia 1958, el Mundial en el que Pelé inició su brillante reinado. (Foto:Especial)

Eduardo Domínguez

¿Por qué el niño Pelé y no Luizinho con la camiseta de la Selección? Esa pregunta fue la más repetida en Brasil después de que el técnico Vicente Feola delimitara al grupo con el que viajará a Suecia para disputar la Copa del Mundo de 1958, decisión que había generado gran molestia, especialmente entre los aficionados del Corinthians.

Convencidos de que su artillero debía asistir a la justa en lugar del jugador de 17 años, los torcedores se la ingeniaron para organizar un partido entre los convocados y su club, el cual bien pudo cambiar la historia del futbol mundial, ya que durante el encuentro el defensa Ari Clemente realizó una dura barrida que contactó la rodilla derecha de un Pelé que se quedó muy cerca de bajarse.

Aturdido por el dolor y convencido de que así no aportaría mucho, la promesa del Santos supo que su convocatoria podría caerse en cualquier momento, inclusive ya estando en el país nórdico, pero Mario Américo, masajista del representativo, logró que se quedara gracias a un excepcional trabajo que frenó el dolor.

“Al llegar a Suecia, me hicieron otro examen porque la rodilla se me hinchó otra vez en el primer ensayo. Desde ahí se inició un severo tratamiento. Mario Américo y el utilero, Chico de Assis, calentaban agua hasta el punto de que hervía, mojaban una toalla en la olla y enseguida me envolvían la rodilla.
“Nos saltaban las lágrimas de los ojos, pero no abríamos la boca. Mientras apretaba la toalla contra la rodilla, Américo me hablaba: 'El papá lo va a dejar en condiciones…'. No me dejaba solo un momento. Y al final, me curó”, explicó el propio jugador en un testimonial.

El camino de Brasil en Suecia

Pelé se perdió los primeros dos partidos de Brasil en la ronda de grupos –la goleada de 3-0 ante Austria y el empate 0-0 contra Inglaterra–, pero ya estuvo listo para jugar en el triunfo de 2-0 ante la URSS el 15 de julio de 1958, encuentro en el que Vavá fue la figura con su doblete.

“La rodilla había vuelto a hincharse, pero ya no le hice caso”, aseguraría sobre ese encuentro el jugador que conforme avanzaron los partidos empezó a maravillar al mundo entero, acompañado por una generación descomunal de futbolistas como Didi, Nilton Santos, Garrincha, Bellini o Zito, acaso apenas comparable con la selección brasileña de 1970.

Feola se aferró a un 4-3-3 que le aprovecharía al máximo las condiciones de sus atacantes Pelé, Garrincha y Vavá, pero que también se defendería muy bien, lo que llevaría a sus dirigidos a apenas recibir cuatro goles en el torneo, un hito en una época en la que todavía los planteamientos tácticos eran rebasados por la anarquía de los jugadores.

Afianzado en el 11 inicial, Pelé marcó su primer gol en Mundiales el 19 de julio en el partido de Cuartos de Final ante Gales, lo que sería preludio de su excelso partido ante Francia en Semifinales, en donde colaboró con tres tantos en la goleada de 5-2 que los llevó a la Final.

El único campeón americano en Europa

Por primera vez en Copas del Mundo se enfrentarían rivales de Europa y América en el partido por el título y ahí acabaría siendo nítida la supremacía brasileña, ya que golearon 5-2 a los suecos con dos de Vavá, un par más de Pelé y uno de Zagallo, en una actuación redonda que llevaría a Bellini a alzar el trofeo Jules Rimet por primera vez sobre la cabeza –lo que se hizo costumbre con el paso de los años y en cada coronación–.

“En este juego, en el que pusimos en acción toda nuestra alma, hice dos goles, caí llorando al suelo, me desvanecí, reaccioné con los gritos y abrazos de mis compañeros: ‘Llora, garoto, llora. ¡Somos campeones del mundo…!’”, añadiría en las mencionadas memorias.

Los campeones

Gilmar, Djalma Santos, Bellini, Orlando, Nilton Santos, Zito, Didi, Garrincha, Pelé, Vava, Zagallo, Castilho, Gyalmar, Dino Sani, Oreco, Zózimo, Moacir, Mauro Ramos, Joel, José Altafini, Dida y Pepe. DT: Vicente Feola.



NOTAS MÁS VISTAS