Exdirectivos del Osasuna fueron condenados a cuatro meses y medio de prisión

Miguel Archanco, Juan Antonio Pascual, Sancho Bandrés, Jesús Peralta y Ángel Luiz Vizcay son los encontrados culpables.

Miguel Archanco y otros exdirectivos de Osasuna son acusados por delitos fiscales. (Foto: Osasuna)

EFE

Los exdirectivos de Osasuna Miguel Archanco, Juan Antonio Pascual, Sancho Bandrés, Jesús Peralta y Ángel Luiz Vizcay han sido condenados a 4 meses y medio de prisión por un delito contra la Hacienda Foral por retenciones indebidamente practicadas o no ingresadas por un importe de 191.718,55 euros, mientras que el excontable Tomás López ha sido absuelto.

La condena llega tras la ratificación del acuerdo con la fiscalía por parte de todos los acusados salvo el vicepresidente segundo de mayo de 2012 a junio de 2014, José Manuel Purroy, y el contador de la junta directiva durante las mismas fechas, Manuel Ganuza, que no se han mostrado conformes, por lo que van a ser juzgados este lunes.

Los cinco exdirectivos de Osasuna han sido condenados por conformidad a 4 meses y 15 días de prisión con inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y a una multa de 47.929,63 euros con una responsabilidad penal subsidiaria por impago de multa de 20 días.

Asimismo, han sido condenados a la pérdida de obtener subvenciones o ayudas públicas y del derecho a gozar de beneficios e incentivos fiscales o de la Seguridad social durante un año y al pago de las costas.

A los cinco exdirectivos se les ha aplicado la atenuante de reparación del daño así como la de dilaciones indebidas.

También ha impuesto al club la pena de 47.929,63 euros de multa, así como la pérdida de obtener ayudas públicas o beneficios fiscales o de la Seguridad social durante 9 meses y un día y el pago de las costas.

Los acusados han sido condenados también a indemnizar de forma solidaria y conjunta a la Hacienda Foral con 191.718,55 euros, una cantidad que ya fue satisfecha.

Por su parte, el contable del club entre 2010 y 2014, Tomás López, ha sido absuelto de todos los cargos al no quedar acreditado que tuviese "control y disposición en dichas conductas", según indica la fiscal en el acuerdo.

El perjuicio ocasionado a la Hacienda Foral por las retenciones no ingresadas y las indebidamente no practicadas y no ingresadas en el periodo impositivo del IRPF correspondiente al año 2013, señala la fiscal en el escrito de acuerdo, asciende a 191.718,55 euros.

Según ratifica el texto, el club "con evidente ánimo de causar un perjuicio" a Hacienda incumplió en 2013 sus obligaciones omitiendo retribuciones y su correspondiente retención en la declaración de retenciones por rendimientos de trabajo que no ingresó o incluyendo como dietas exentas por gastos de locomoción y manutención pagos que no tienen tal consideración y están sujetos a tributación.

El club, señala el escrito, realizó también retribuciones a los jugadores del filial, cuyas retenciones fueron realizadas pero no declaradas ni ingresadas a Hacienda por un montante de 12.891,57 euros y retenciones a cuenta del IRPF en relación a pagos en especie como la cesión gratuita de vivienda por importe de otros 10.814,30 euros.

Osasuna, añade, incumplió la obligación de retener e ingresar 31.633,78 euros al declarar como dietas exentas por gastos de locomoción y manutención abonos que no tenían tal consideración y eran sujetas a tributación.


NOTAS MÁS VISTAS