La futura estrella Nico Williams parece que seguirá los pasos de su hermano Iñaki en el Athletic Club

Hay un nuevo hermano Williams en la ciudad de Bilbao, y parece que va a ser una futura estrella. Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre Nico Williams.

Nico Williams debutó a finales de abril con el Athletic Club. (FOTO: LaLiga Santander)

Editorial Mediotiempo

En el minuto 62 del empate del Athletic Club contra el Real Valladolid (2-2), a finales de abril, se hizo historia. Fue en ese momento cuando Nico Williams, de 18 años, abandonó el banquillo de San Mamés y saltó al terreno de juego para convertirse en el león número 627 en debutar con el primer equipo del club de Bilbao. Apenas 10 minutos después, cuando el hermano mayor de Nico, Iñaki, también entró en el terreno de juego, se escribió otra página de historia.

Los dos Williams se convirtieron en los primeros hermanos que juegan juntos en el primer equipo del Athletic Club en más de treinta años, algo que no se veía desde que Patxi y Julio Salinas jugaran juntos allá por 1986.

Su historia es inspiradora. Nacidos de padre ghanés y madre liberiana que se conocieron en un campo de refugiados y que huyeron a España para empezar una nueva vida, llegaron primero a Bilbao y luego se instalaron en la cercana Pamplona -ciudad mundialmente conocida por los encierros de julio-, donde criaron a dos hijos locos por el futbol, Iñaki y Nico. Los hermanos se han convertido en el segundo y tercer jugador de color en jugar para el primer equipo del Athletic Club -un club que apuesta exclusivamente por el talento local- en la historia, después de que lo hiciera el bilbaíno Jonas Ramalho en 2011.

En su aparición en la primera serie del documental Six Dreams de LaLiga y Amazon, allá por 2018, Iñaki habló del orgullo que supone representar a distintos colectivos cada vez que salta al terreno de juego con el Athletic Club, algo que ya ha hecho en la friolera de 190 jornadas de LaLiga Santander seguidas.

“Para mí es un honor que los negros y los africanos se sientan orgullosos de mí”, dijo el jugador de 26 años. “Oyes y lees comentarios tipo '¿cómo puede jugar un negro en el Athletic?’ Soy negro, pero también soy vasco, he nacido aquí. Me siento vasco y quiero abrir las puertas a toda esa gente que quiera luchar y trabajar duro cada día para jugar en el Athletic Club".

Aunque lo esperaba, Iñaki no sabía entonces que sería su hermano pequeño Nico quien seguiría sus pasos. Al igual que su hermano, Nico comenzó su carrera futbolística jugando en la vecina Navarra, antes de que los ojeadores del Athletic Club lo descubrieran e incorporaran a su mundialmente conocida Academia de Lezama. Los ojeadores de la Selección Española también identificaron las aptitudes del extremo y ya le han convocado para varias selecciones juveniles.

Nico comenzó esta temporada jugando en la banda del equipo reserva del club vasco, el Bilbao Athletic. Sus nueve goles en 22 partidos llamaron la atención del entrenador del primer equipo, Marcelino, y participó regularmente en los entrenamientos de éste durante la semana. El último de sus goles con el Bilbao Athletic fue de penalti contra el Calahorra, tres días antes de que su esfuerzo se viera recompensado con su debut en el primer equipo.

Las comparaciones con su hermano mayor son inevitables y los entrenadores de Lezama explican que Nico es rápido, pero no tanto como su hermano. Sin embargo, su control y su habilidad técnica podrían ser mejores. Capaz de jugar tanto en la banda izquierda como en la derecha, el joven ha causado problemas a las defensas de las categorías inferiores durante toda la temporada y ahora quiere hacer lo mismo en LaLiga Santander. Con tan sólo 18 años, tiene margen para crecer y hay mucha ilusión por lo que puede llegar a ser. Dado que el contrato de su hermano mayor, Iñaki, no expira hasta 2028 y que el de Nico se extiende hasta 2024, estos dos hermanos podrían liderar el ataque del Athletic Club durante varios años.

Pero Nico no se duerme en los laureles. Como ha dejado claro su hermano Iñaki, aún le queda mucho trabajo por hacer a esta joven estrella. En una rueda de prensa celebrada días después del debut de Nico, el mayor de los hermanos Williams dijo: “Todo esto es un sueño hecho realidad. Cuando llegué al Athletic, soñaba con jugar en el primer equipo. Luego, cuando llegó mi hermano, soñé con que pudiéramos compartir el vestuario juntos. Ahora podemos decir que lo hemos conseguido, aunque todavía queda mucho por hacer. Es joven y tiene margen de mejora. Lo importante no es sólo llegar, sino mantenerse. Creo que con trabajo y sacrificio puede conseguirlo todo”.

NOTAS MÁS VISTAS