Refuerzo de Alebrijes se revalorizó en el futbol de Nicaragua

Edgar Olaguez es uno de los jugadores que tuvo que probar suerte fuera de México para después cumplir el sueño de jugar en su país.

Edgar Olaguez busca trascender con los Alebrijes.

Enrique Martínez Villar

Cumplir el sueño de jugar a nivel profesional en México es una meta que no todos los jugadores consiguen, y para hacerlo, existen varios caminos, uno de ellos es el de salir a jugar a Centroamérica para ahí revalorizarse y tener mayores tablas para ser vistos en Liga MX o Liga de Expansión y así probarse en su país.

Edgar Olaguez, futbolista mexicoamericano que la mayor parte de su formación la hizo en los Alacranes de Durango, pero al ver que las oportunidades se iban disminuyendo, tras la pandemia decidió jugar en la Liga Balompié y de ahí emigrar a Nicaragua, donde pudo debutar en una Primera División y de ahí dar el salto a la Liga de Expansión con Alebrijes.

Yo empecé jugando en la Academia del Chicago Fire y ahí jugué hasta los 18 años y es cuando llegué a Durango en la Liga Premier, luego llegó la pandemia y en medio de toda esa locura que nadie sabía qué iba a pasar, empecé a buscar equipo, probé suerte en la Liga Balompié y de ahí me fui a Nicaragua. Llegué allá y todo era nuevo”, contó Edgar a Mediotiempo.

Olaguez mencionó que por momentos pensó en el retiro al ver que las opciones cada vez eran menos, pero ahí fue cuando llegó la oportunidad de ir al Chinandega de Nicaragua y no lo dudó para irse.

Yo muchas veces estuve a punto de ya dejar todo. Cuando jugaba en Segunda División con Durango vi que había varios jugadores que salían a otros países para tener más oportunidades y al inicio no sabes cómo es ir a un país de Centroamérica por ejemplo y te das cuenta que hay buen nivel y eso ayuda a que después te valoren porque aprendes bastante”.

El refuerzo del cuadro oaxqueño para este Apertura 2021 señaló que en ocasiones a los jugadores les da miedo tomar el reto de salir a ligas que son consideradas de menor rango que México, pero en su caso de hacerlo no hubiera conseguido la oportunidad de llegar más allá de la Liga Premier.

Si no me hubiera ido a Nicaragua las opciones en México se me hubieran agotado y por suerte tomé esa experiencia y ahora salió la oportunidad de jugar en Alebrijes en Liga de Expansión”, señaló.

He hablado con algunos compañeros y mi consejo es que no se conformen porque es cómodo estar en casa, da miedo salir, pero a veces es necesario y es lo mejor que te puede pasar porque de ahí puedes cumplir tu sueño”.


NOTAS MÁS VISTAS