Rodolfo Pizarro, el jugador que Chivas y Tigres rechazaron por ‘chaparrito’

Miguel Mendoza, formador del jugador mexicano, recordó el proceso que tuvo para debutar en Primera División.

Pizarro regresó a Rayados en su segunda etapa tras el paso en la MLS. (Foto: Imago7)

Jorge Rosales

Rodolfo Pizarro, quien recientemente regresó a Rayados tras su paso por la MLS, debutó a los 18 años en la Primera División del futbol mexicano y su formador, Miguel Mendoza, recordó el camino que tuvo el oriundo de Tampico, Tamaulipas, quien desde que tenía ocho años comenzó a brillar, pero fue rechazado por tres clubes en su adolescencia debido a su baja estatura.

Miguel Mendoza, el apodado ‘Formador de Campeones’ en Tamaulipas, charló con Mediotiempo sobre el proceso que tuvo el ahora jugador de 27 años, quien se probó en Chivas y Pachuca cuando tenía 12 años y lo rechazaron por su corta estatura, aunque a tierras hidalguenses regresó años después para comenzar su carrera como futbolista.

Rodolfo Pizarro fue a hacer su prueba a los 12 años y esa vez no quedó porque estaba muy chaparrito y ellos querían estatura, físico y todo. Hasta los 17 años fue cuando lo vuelvo a mandar a Pachuca y queda. A las dos semanas de haber llegado fue cuando hizo su debut contra Cruz Azul y metió dos goles (en Sub-17). Contra Puebla lo lesionan y al siguiente año llega Hugo Sánchez y lo debutó. Fue una carrera muy rápida de Rodolfo, que se ha mantenido, lógico con altibajos, pero va bien en lo que cabe”, dijo vía telefónica.

Pero los Tuzos no fueron los únicos que no lo quisieron en sus fuerzas básicas por ser ‘chaparrito’, ya que el Rebaño Sagrado, también lo rechazó cuando acudió a probarse junto a Julio Gómez, campeón del mundo Sub-17, que también terminó debutando como profesional con los Tuzos.

“En ese tiempo fue lo que argumentaron (su estatura). En el caso de Chivas, él fue con Julio Gómez a probarse, pasaron varios filtros y en el último ya no quedaron. Así pasa a veces, puedes recomendar a un jugador, pero a otros visores o entrenadores no les parece el jugador y ha habido otros jugadores”, añadió.

Cuando Pizarro no quedó por primera vez con los hidalguenses a los 12 años, Mendoza le buscó una oportunidad en Tigres vía Marco Antonio Ruiz, a quien conoce desde la infancia, pero la respuesta fue negativa como cada ocasión que ofreció futbolistas, como la Momia Gómez.

“Después de que se fue a Pachuca y regresó conmigo, lo incluimos en la Cuarta División. Me tocó la zona de Monterrey, iba a jugar allá y Rodolfo andaba muy bien. En ese tiempo le hablé al Chima Ruiz, que fuimos compañeros a nivel infantil y le comenté de Rodolfo, que tenía 14 años y me dijo ‘no, no estamos ocupando jugadores’. Pasa el tiempo, empieza Rodolfo a salir adelante y me habla el Chima Ruiz ‘oye, Miguel, apoco es el jugador que me ofreciste’ y así pasó igual con Julio Gómez hasta que hice los convenios con Monterrey”, agregó.

Rodolfo Pizarro brillaba como goleador a los 9 años

Aunque como profesional lo han utilizado como lateral derecho, contención, mediocampista y por las bandas, en su infancia fue un goleador, ya que Mendoza lo colocó como delantero centro a los 9 años, donde brilló en un estatal de Tamaulipas cuando competían en la escuelita Correcaminos UAT.

“Rodolfo Pizarro me llegó a mí a los 4 años, junto con Julio Gómez. Ellos iniciaron la escuela Correcaminos. Se le empieza a notar su gran talento cerca de los siete años. Lo ponía como centro delantero porque agarraba la pelota, burlaba, sacaba al portero y gol. Una anécdota que voy a comentar fue en una estatal de Tamaulipas, a los 9 años". 
"Quedó campeón con 17 goles, nos toca ir al Nacional a Los Mochis y ningún gol metió el canijo. Falló como no te imaginas y recuerdo bien tuve un detalle con la mamá, que me decía ‘oiga, profe, es que no le dan el balón a Rodolfo y le respondí ‘no es que no le den pase, es que trae una mala racha’. Los demás anotaban, fue un mal torneo para Rodolfo, quien terminó enojado porque decía que no le daban pases”, recordó.

Espera que Pizarro regrese a su nivel y vuelva al Tri

Pizarro debutó en 2012 como profesional y tras su etapa en Pachuca jugó con Chivas, Inter de Miami de la MLS y ahora regresó a Monterrey para su segunda etapa con Rayados, donde espera retome su nivel luego de que no le fue muy bien en Estados Unidos.

“Tuvo su mala racha y ahora en Rayados la gran motivación con un entrenador como Javier Aguirre, Rodolfo tiene que ascender lo más pronto posible. Estamos a poco tiempo del Mundial y se tiene que mostrar para seguir siendo humilde como lo ha sido. La evolución de él disminuyó, pero tiene que levantarse con todo para que lo tomen en cuenta en la Selección Mexicana”, mencionó.


NOTAS MÁS VISTAS