Antuna, el mexicano que volvió de Holanda sin explicarse qué le faltó

El delantero encontró la confianza que necesitaba en el Galaxy junto a Zlatan Ibrahimovic.

Antuna jugó en el Groningen holandés. (web)

Enrique Martínez Villar

Durante el año y medio que estuvo en Holanda, Uriel Antuna escuchó muchos elogios sobre su evolución pero al mismo tiempo padeció demasiado en la banca, hoy el tiempo ha sido justo con el futbolistas al ser llamado por el Tata Martino para jugar la Copa Oro 2019, donde abrió el marcador ante Cuba en el partido debut del Tricolor.

El mediocampista que recuperó la confianza junto a Zlatan Ibrahimovic en el Galaxy y que jugó como titular ante Cuba reconoce que su aventura por el Viejo Continente le dejó incógnitas que todavía no se explica.

Entre Liga y Copa, el mexicano solo jugó 847 minutos con el Groningen, a donde fue enviado por el Manchester City Group, el consorcio que compró sus derechos.

“Me sorprendía mucho porque hablaba con los entrenadores, con los auxiliares y ellos me decían que iba bien, que trabajaba fuerte, extra y a la hora de los partidos iba con el equipo juvenil o tenía 5 minutos si bien me iba o nada”, contó el duranguense a Mediotiempo.

Aunque en Europa no encontró lo que buscaba, Antuna asegura que verse hoy en la MLS al lado de Zlatan le compensa de alguna forma.

“Esa fue una de las cosas por las que decidí venir al Galaxy, por los jugadores que hay aquí y quiero agarrar experiencia al lado de un jugador de élite como lo es él y trato de aprenderle todo”, agregó.

“El entrenador me dio la confianza y yo desde que llegue me puse de meta jugar a como diera lugar y en cada entrenamiento lo di todo para estar al nivel que hoy tengo”, señaló.

Así, hoy con 21 años de edad reconoce vivir una revancha. Y así ha sido, pues hoy es titular indiscutible con el Galaxy, donde ya suma 905 minutos desde marzo, más de los que tuvo en toda su época con el Groningen.

“No tuve mucha actividad en año y medio, estuve prácticamente parado y solo entrenaba y por eso lo tomo como una revancha”, mencionó. “Se siente muy diferente tener confianza, se nota cuando tienes minutos”.

Además de Zlatan, Jonathan dos Santos y Efraín Álvarez han sido importantes para su adaptación, pues asegura que el hermano de Giovani es de los líderes del equipo.

“Me ha ayudado mucho, me recibió con los brazos abiertos, me ha cobijado”, aseveró. “Tener a un jugador como él dentro del campo me da mucha seguridad, apoya, grita. Es uno de los líderes por la trayectoria que tiene”.

El originario de Torreón firmó su tercer partido con la Selección Mexicana. Su primera convocatoria fue con Juan Carlos Osorio en la gira por Europa de 2017, donde solo lo llevó para verlo entrenar ya que militaba en el balompié holandés.



NOTAS MÁS VISTAS