Selena, la reina del Tex-Mex, el ícono hispano en el naciente Austin FC de la MLS

La porra del Austin FC reconoce a la estrella del Tex-Mex como una inspiración para el club.

Selena Quintanilla, el ícono hispano del Austin FC de la MLS. (FOTO: Rigo Rodríguez | Nico Loayza)

Abigail Parra y Mediotiempo

"¡5... 1... 2, 5... 1... 2! Somos del equipo de la 512, listos verdes ¡A ganar! Somos del equipo de la capital, hasta la muerte". Este es el cántico inspirado en uno de los éxitos de Selena Quintanilla, la reina del Tex-Mex, quien se mantiene viva en las tribunas del Q2 Stadium en donde una fiel afición se identifica como una sola porra en apoyo a un naciente equipo de la Major League Soccer: El Austin FC.

Con sus raíces latinas bien cimentadas, la porra del Austin comenzó con los festejos del Mes de la Herencia Hispana (15 de septiembre-15 de octubre) desplegando un impresionante tifo con la imagen de la cantante mexico-americana, fallecida hace 23 años, y demostrando así que el equipo texano tiene muy arraigado sus orígenes latinos.

Si bien los derechos de autor hicieron imposible que la tonada de El Chico del apartamento 512 acompañará el impresionante tifo de Selena Quintanilla, la Murga de Austin se encargó de que los instrumentos pudieran acercarse a una de las canciones más famosas de la cantante para llevar todo el ambiente texano al estadio el pasado 2 de octubre en el juego entre Austin FC y LA Galaxy, según explicó en entrevista con Mediotiempo Rigo Rodríguez, miembro de la porra verde.

"El tema era el Mes de la Herencia Hispana y queríamos hacerlo con una mujer chingona y exponer esta pieza de arte hecha por Joel Corral, como comunidad nos unimos, cocimos la tela, trazamos el diseño, lo pintamos y entre cientos creamos esta pieza", señaló Rigo, quien llegó a la ciudad texana en 2012.

¿Por qué se llama la 512?

La canción de “El chico del apartamento 512” fue adaptada para hacer alusión a uno de los grupos de animación que componen la porra, quienes a su vez se identifican con dicho número por ser el código del área de la ciudad de Austin.

Si bien la imagen plasmada de Selena es una fotografía del último concierto de la intérprete con un icónico vestido morado en el Astrodome de Houston, Texas, la porra del Austin decidió darle el color característico de la institución fundada apenas en el 2018.

"La 512 es un grupo, apoyan el futbol local, pero el grupo grande es Los Verdes y hay más que apoyaron. La canción se eligió porque pensamos en varias, ella fue una persona que unió fronteras, México y Estados Unidos. Nos identificamos con la del (Chico del apartamento) 512 y pensamos en diferentes letras, nosotros tenemos letras sencillas para que la gente la pueda cantar y aprenderse fácil. Además, se hace un conteo que también nos recuerda otra canción que es la de La Carcacha", comentó Rigo.

Tras 23 años del fallecimiento de la cantante (asesinada el 31 de marzo de 1995 por la presidenta de su club de fans), Rigo y la comunidad en Austin se identifican con la herencia que dejó gracias a una creciente carrera artística.

"No recuerdo un tifo donde hayan honrado a una mujer así, es una diosa para nosotros. Falleció en el 95 y es una leyenda viviente después de muchos años, es una cultura que se ha creado y se sigue aquí en Austin".

Contra el estigma de las barras

Rigo reconoció que el tema de las barras-porras tiene una connotación negativa en el futbol mexicano o sudamericano, sin embargo, en Austin se busca dejar a un lado ese significado y transformarlo en un mensaje de unión propio de una ciudad en la que convergen varias comunidades latinas atraídas por el crecimiento tecnológico que ofrece un campo laboral basto.

"El equipo de futbol es la herramienta perfecta para crear unión entre la gente nueva y la de antaño. El concepto de las barras lo ven como algo negativo, pero aquí en la MLS los mismos equipos apoyan a tener aficiones pasionales, en México y Sudamérica es una línea muy delgada donde se pueden desviar, pero aquí tenemos el apoyo y haciendo las cosas bien podemos colaborar, no es estar atados con las directivas, pero sí colaborar para tener las mejores experiencias en un partido".

El ambiente futbolero no es para nada desconocido en la vida cotidiana de Rigo, quien nació en Nuevo León y vivió la pasión de un aficionado de los Tigres de la UANL en la Liga MX. Y es justamente su experiencia como seguidor felino la que lo ha motivado a extraer cuestiones positivas de las barras o porras para trasladarlas a su nueva residencia.

"Las pasiones se tienen que navegar y conducir a cosas positivas, por eso los tifos y las canciones para crear experiencias para la afición y que la gente se enamore y que no tenga el estigma de decir 'voy a entrar a un sección de una porra y voy con el miedo porque son personas malas', no es así, aquí se llama tribuna popular y toda la gente entra para disfrutar sin importar si eres del barrio alto o bajo, de dónde sea que vengas eres la misma persona con el resto de la afición".


NOTAS MÁS VISTAS