Chelsea se hunde más tras caer en casa ante el Aston Villa: 0-1

La crisis de los Blues continúa y esta vez los Villanos les ganaron en Stamford Bridge; Dibu Martínez estuvo impasable.

El Dibu Martínez le tapó un mano a mano a Sterling. Foto: (AFP)

Agigantado, insuperable, el campeón del mundo argentino Emiliano 'Dibu' Martínez contuvo al Chelsea, doblegado después por la expulsión de Malo Gusto antes de la hora de partido y el 0-1 de Ollie Watkins en el minuto 74 para comprometer al conjunto londinense y su entrenador, Mauricio Pochettino, con tan solo un triunfo en seis jornadas, con cinco de 18 puntos, a 13 ya del Manchester City, el líder.

Otro naufragio, de nuevo en Stamford Bridge, con su segunda derrota seguida por el mismo marcador, 0-1 (la anterior fue ante el Nottingham Forest), contra rivales presuntamente inferiores a él. Y un nuevo tropiezo en la dinámica desesperanzadora que atraviesa desde hace mucho tiempo. Ha ganado sólo dos de sus últimos 18 duelos en la Premier League.

Julián Araujo brillo en triunfo de Las Palmas ante Granada: 1-0

Entre otras muchas cuestiones, a este Chelsea, sobre todo, le falta gol. Con sus 462 millones de euros, a la espera de la recuperación de Christopher Nkunku, es un problema visible en el grupo de Pochettino, porque ni Sterling ni Nicolas Jackson son goleadores en toda la dimensión de otros atacantes de otros equipos cuyo presente es mucho más potente, menos indescifrable, mucho menos incierto como transmite el equipo Blue. Improductivo.

En la secuencia de ocasiones de la que dispuso en Stamford Bridge contra el Aston Villa, al que dominó mientras contó con el mismo número de jugadores que su adversario (luego fue expulsado Malo Gusto, en el minuto 56), hubo mucho mérito de 'Dibu' Martínez, pero tanto como demérito de los delanteros, con los matices diferentes de cada oportunidad.

No hay duda del paradón del campeón argentino a Nicolás Jackson, en el minuto 24, con el pase sensacional que le dio Mudryk (su mejor aparición del choque, de nuevo intermitente, de nuevo desaparecido en demasiados tramos del duelo), como tampoco la hay de que la definición no fue la mejor del delantero que disparó sus cifras goleadoras en el tramo final de la pasada campaña con el Villarreal. En el Chelsea, un gol en siete duelos o 555 minutos.

Tampoco hay ninguna interpretación que reste destreza a 'Dibu' Martínez en la siguiente ocasión que lo requirió el Chelsea, ya en el inicio de la segunda parte, en este caso por medio de Sterling, que aguantó demasiado, que decidió mal, cuando ya no había ningún espacio. Otra cosa fue su otra oportunidad, ya en el 53, cuando el campeón del mundo argentino rememoró aquella parada con el pie en Qatar 2022 a Kolo Muani. Decisivo.

Hasta que una acción lo cambió todo: en el minuto 55, una entrada al suelo de Malo Gusto impactó con los tacos en el tobillo izquierdo de Digne. Sancionado primero con una simple tarjeta amarilla, las repeticiones transmitieron la dureza de la acción. 

¡Mira el resumen del juego!

Mala apariencia para el VAR, que avisó al colegiado, que vio una y otra vez la jugada hasta que tomó la decisión de expulsarlo. Un golpe para el equipo londinense. Un giro total al encuentro, del que se fue desdibujado Enzo Fernández y desde el que fue cambiado, ineficaz, Jackson. Aún con 0-0.

Robert Sánchez, definitivo antes en el primer tramo, cuando voló para repeler por encima del larguero la volea de Lucas Digne o cuando se estiró, magnífico, para despejar el intento dentro del área de Nicolo Zaniolo, no lo fue después. Primero falló Thiago Silva, que permitió un contragolpe dañino para su equipo. 

El primer tiro de Ollie Watkins chocó en Colwill. El segundo, casi sin angulo, traspasó al portero internacional español (0-1). Quizá pudo hacer más. Luego, por el contrario, evitó el 0-2 y el 0-3 del Aston Villa.

Un mazazo para el Chelsea. En el minuto 75. Aún reaccionó para crear la opción de Chilwell, frenado por otra impresionante parada de 'Dibu' Martínez, directo a la condición de figura de la cuarta victoria en las últimas cinco jornadas del bloque de Unai Emery, que mira invariablemente hacia arriba, hacia las plazas europeas. Es sexto. El Chelsea, decimocuarto.​

NOTAS MÁS VISTAS