Con gol de último segundo, el Inter de Milán ganó Supercopa de Italia tras 12 años

Los Nerazzurri se impusieron a la Juventus en el último segundo de la prórroga con gol de Alexis Sánchez para confirmarse como la potencia de Italia.

Inter de Milán ganó su sexta Supercopa Italiana. (Reuters)

Editorial Mediotiempo

El Inter de Milán se quedó con la edición 2022 de la Supercopa de Italia al vencer 2-1 a la Juventus en un duelo que se alargó hasta los tiempos extra y fue el chileno, Alexis Sánchez, quien le dio el sexto título de esta índole a los Nerazzurri tras 12 años de no hacerlo, esto con una anotación en la última jugada previa a los penales.

El cotejo vislumbraba mucha calidad, pero fue muy cerrado. Iniciando el encuentro, Lautaro Martínez tuvo la primera y al golpear mal el balón lo mandó por un lado, y al 11’ se pidió penal sobre Nicolo Barella de Giorgio Chielini, mas no se marcó nada.

El marcador se abrió al 25 ‘ cuando el estadounidense, Weston McKennie, anotó de cabeza un buen centro de Álvaro Morata, quien previamente recibió de Dejan Kulusevski. El gol fue un balde de agua fría para los de Milán.

Los del Inter de a poco se fueron calmando y al 32’, Edin Dzeko cayó en el área de la Juve por una falta de Mattia De Sciglio. No había dudas, un penal muy infantil que al 34’ anotó Lautaro Martínez para poner el 1-1 con un zapatazo que casi rompe la red por el centro.

Ya en la segunda parte, la Vecchia Signora lo intentó con un zurdazo de Federico Bernardeschi al 47’ que pasó a nada de la portería de Samir Handanovič. El mismo Bernardeschi tuvo otra al 49’ en una jugada individual, aunque ahora el esférico terminó por encima de la portería del Inter de Milán.

El marcador se mantuvo empatado y se tuvo que jugar el alargue. En esa instancia, Alexis Sánchez intentó al 94’ con un cabezazo que por poco le saca pintura al poste de Perín, parecía gol, ya que el guardameta no llegaba al balón. Dybala intentó al 98’ con un balón que mandó por un lado en el que tenía espacio.

En el único minuto agregado en la prórroga, el 121', Alexis apareció en el área para rematarle casi en las narices a Perin. Todo esto producto de un grave exceso de confianza de Alex Sandro, quien quiso bajarle de pecho el balón a Chiellini para que reventara, pero se les anticiparon y la pelota quedó al chileno para fusilar y darle la Supercopa al Inter, que también es líder de la Serie A.

NOTAS MÁS VISTAS