‘Le faltó creer que podía dar más’; Espericueta, el campeón mundial que acabó en la Liga del Balompié

El mediocampista coincidió hace seis años en el Villarreal B con el actual encargado de la cantera del América, quien relata los inconvenientes que le vio al regiomontano

Continúa su carrera, pero con un bajo perfil. (Imago 7)

Enrique Martínez Villar

Con 17 años de edad, un título mundial, un Balón de Plata en dicho torneo y la etiqueta de gran promesa, Jonathan Espericueta era en 2011 un futbolista cuyo futuro deslumbraba. Sin embargo, la falta de confianza en su propio potencial hoy lo tiene en la Liga del Balompié.

Raúl Herrera, nuevo encargado de las Fuerzas Básicas del América, recordó cuando tuvo al joven mexicano en la cantera del Villarreal, donde le vio condiciones excepcionales pero época en la que también se percató que Espericueta no asimilaba la exigencia requerida para brillar en Europa.

“Jonathan vino a Villarreal muy joven, llegó como campeón del mundo muy joven y creo que lo que le faltó fue darse cuenta que podía dar mucho más. Era muy bueno pero podía dar más y ese nivel de exigencia no lo asimiló”, contó Herrera a Mediotiempo.

Espericueta fue la bujía del equipo del Potro Gutiérrez que ganó el Mundial Sub-17 en el 2011 en el Estadio Azteca en la Final contra Uruguay, plantel en el que también destacaban Carlos Fierro, hoy en el San José Earthquakes de la MLS, o Julio “la Momia” Gómez, quien curiosamente también terminó en la Liga del Balompié.

“Fue un chico con un proceso de adaptación difícil porque dentro del campo le costaba el ritmo y hacer más para adaptarse, pero era un chico excepcional que no tuvo la suerte de otros”, agregó Herrera sobre el mexicano que hoy tiene 26 años de edad.

Después del título mundial, Espericueta solo tuvo actividad en la Copa MX con los Tigres, comandados por el Tuca Ferretti que se caracteriza por darle poco juego a los jóvenes. Por eso el mediocampista fue cedido a los 20 años al Villarreal B, donde solo estuvo un año.

Por ello volvió a Tigres, con quienes debutó en Primera División en un juego contra Toluca en el Nemesio Díez. Pero tras ello solo jugó ocho partidos entre Liga MX y Concachampions, para luego emigrar al San Luis en el Ascenso MX. De ahí volvió a Primera División con el Puebla, donde las lesiones y la baja de juego le hicieron quedarse sin equipo, hasta reaparecer este semestre en el Atlético Veracruz.


NOTAS MÁS VISTAS