¡Éste es su lugar! Ser ruda renovó a Dark Silueta

La luchadora tapatía estuvo a punto del retiro, pues ya no veía que su personaje diera para más en el CMLL.

Dark Silueta vive su segundo aire en el CMLL / @Siluetacmll

Rodrigo Mojica

En aquellos momentos de hastío, en los que las explicaciones faltan o sobran, porque más bien las certezas se adueñan del entorno para ser marcadoras de caminos, la tapatía Silueta entendió que era el momento del adiós, de colgar las botas y guardar los equipos.

Y es que después de correr la milla en el pancracio mexicano y extranjero, además con varios logros en su haber, parecía que su andar ya no daba para adelante, de ahí que el retiro fue la opción uno, confiesa en entrevista con mediotiempo.

“Después de lo que había conseguido, pensaba que ya no podía aspirar a más, visité Japón en diez ocasiones, ya tenía campeonatos, tanto el Internacional de Reinas, como el de Parejas, ya había pisado la Arena México, sentía que era mi tope, pensaba que Silueta ya no daba para más, pero igual pienso que las cosas siempre pasan por algo”.

La decisión parecía no tener marcha atrás, porque además en casa su familia también estaba ávida de tenerla más tiempo; sin embargo, y por esas rarezas del destino, una batalla en la que sacó su otro lado, el más recio, tal vez hasta el más genuino, fue el causante de que retomara las ganas y reactivara la mentalidad, porque igual en el lado opuesto, pero para ella correcto, encontró esa motivación que parecía a la deriva.

“Sin duda fue mi catapulta cambiarme al bando rudo, un gran cambio, algo que me benefició, porque la verdad ya tenía ganas de retirarme.

“Hace un año exactamente se vinieron batallas en donde hubo equivocaciones, cosas personales o no con Mystique, que hicieron que sacara ese lado malo o rudo que tenía, y se vinieron muchas cosas que jamás hubiera imaginado”.

Hoy, Dark Silueta, alejada de todas esas dudas, es una de Las Amazonas portadoras del concepto en el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), y también puede presumir que fue pionera estelar en La Catedral, porque además es parte de su repertorio más codiciado, hablando de los recuerdos personales luchísticos.

“Para mí es el Grand Prix la lucha más importante de mi carrera, y de ahí se viene la estelarizada en el Campeonato Universal, aunque no pude ganar, para mí es una de mis mejores actuaciones y porque nos tocó estar arriba y la Lucha de Campeones; mi primer campeonato ganado en la Arena México, que fue en 2012 contra Ray, que en paz descanse, le gané el Internacional CMLL Reina, son como mi top”.

“MI MAMÁ ME ANIMÓ A SER LUCHADORA”

La de Guadalajara, Jalisco, comparte que, las mujeres del hogar eran las fervientes y asiduas al deporte de los costalazos, y que fueron precisamente ellas las que la animaron a probar en la disciplina, aunque como una forma de ejercitarse. Lo otro ya fue después.

“Por mi mamá y mi abuela soy luchadora, ellas fueron aficionadas; uno de mis tíos entrenaba hace 37 años, pero luchó muy poco, tiempo después, a los 16, me dice mi madre que me meta a entrenar para que bajara de peso, y la verdad es que el primer día no me gustó.

“Todos saben que los entrenamientos son muy pesados, también el de lucha olímpica, y fui honesta con mi madre, le dije que no me había agradado, que estaba muy pesado, y ella me pidió: ‘gorda, ya pagué un mes, sólo aprovéchalo para no perder el dinero’; después con el tiempo le agarré el gusto, porque me pasaba que no me salía alguna cosa y era perseverante hasta poder hacerlo, me tenía que salir. Me fue gustando poco a poco”.

ORGULLO DE LA JEFA

Para Dark, como madre y esposa, el ser parte de este nicho ha tenido sus dificultades; incluso, confiesa que para su pareja y madre, el que ella sea parte de esto, les provoca sensaciones opuestas.

“Mi esposo dice que escuchar todo lo que me gritan sí lo siente, ya sean piropos o ahorita que soy ruda, que me insulten; pero a mi mamá sí le gusta, porque dice que eso quiere decir que estoy haciendo las cosas bien, dice que le gritan a quien está arriba del ring, no a Joana.

“Soy afortunada de que mi mamá y mi marido me ayudan con mis hijos; sí es algo pesadito, en tiempo, porque hay que ir a entrenar, las giras, pero nos hemos adaptado y tengo mucho apoyo de parte de ellos, han sido una ayuda muy grande”.

“Siempre he sido Silueta, era la única mujer que entrenaba lucha en la Arena Coliseo de Guadalajara, porque la mayoría de chicas no aguantaban”


“Mi abuelita odiaba al Satánico y a mi mamá le gustaban los rudos, como Sangre Chicana

Dark Silueta, luchadora del CMLL


NOTAS MÁS VISTAS