Alberto del Río revela el pobre salario que percibía en sus inicios en la lucha libre

El gladiador detalló que estuvo cerca de dejar la lucha libre ante el bajo salario que recibía por cada función.

Alberto del Río ha tenido una gran carrera en la lucha libre.

Editorial Mediotiempo

El luchador mexicano Alberto del Río tiene claro que el éxito deportivo no llega fácil, ya que recordó que a sus inicios tuvo que picar piedra, al grado de que estuvo cerca de dejar el mundo de los costalazos, pero gracias a su perseverancia pudo consolidar una carrera tanto en nuestro país como en los Estados Unidos.

El Patrón explicó que la cuestión económica fue un factor que le afectó al principio, debido a que ganaba menos del mil pesos por cada función y además debía hacer largos trayectos para para sus presentaciones.

Cuando yo empecé a luchar me ganaba 800 pesos por lucha. Me aventaba el camioncito de la Ciudad de México hasta acá (Monterrey). Son 12 horas de México a Monterrey en camión y luego de regreso.

Regresaba y esa lanita era de mi taxi, lo que comiera y a tu casa. Llegaba con 400 pesos, después de tres o cuatro meses y dije: 'Chingao, creo que no es lo que yo pensaba'. Ya estaba pensando en colgar las botas de lucha e irme a San Luis Potosí”, recordó el gladiador en charla con Roberto Martínez.

La influencia de promotores

Por otro lado, Alberto del Río reconoció la influencia que tienen los promotores de la lucha libre entre los gladiadores, tanto para cosas buenas como malas. 

Es muy triste la realidad de cómo las promociones y promotores tratan a los luchadores. No todos, por supuesto que hay muchísimas excepciones que se los agradezco”, remató.


NOTAS MÁS VISTAS