Desde el Ángel

La (muy) triste realidad del Cruz Azul; no coinciden con ‘Piojo’

Miguel Ángel Arizpe

Unas rápidas antes de entrar al tema central:

Atlas tuvo sus altas, misma cantidad de bajas, pero adentro sienten que no mejoraron. De igual forma están fuertes.

— En Veracruz, sííí, un equipo desaparecido, hay ilusión (dirigentes/empresarios) que creen que van a volver.

— En Toluca no están, que ustedes digan, muy contentos con la no actitud de Charly González. Hay quienes no lo quieren.

— En Tigres hay jugadores que no están de acuerdo con Miguel Herrera en que no hace falta un defensa central. Me lo dijo mi Judas: “Se está maman… con eso”.

— ¿Algo de Querétaro?, Jajaja, no, pobre equipo que no existe en la competencia.

Ahora sí, vamos al tema.

Amigos Azules

Hace unos días me escribieron unos aficionados cruzazulinos de un grupo que no recuerdo el nombre, y me dijeron que qué tenía en contra de su equipo.

Me preguntaron, de manera muy atenta y educada, que por qué cuando escribía de La Máquina Cementera de La Cruz Azul casi siempre era de forma negativa, criticando y con una visión nada alentadora para el equipo.

Primero tengo que decir que tienen razón en algo: cuando me refiero al equipo Celeste es en ese tono. No mintieron ni exageraron ni vieron mal mis escritos.

Da gusto que cuando alguien te hace un comentario y una crítica lo haga, primero, de manera educada y con buen diálogo y, segundo, con algo certero y no mintiendo ni acusándote de algo que no es.

Les respondí lo que hoy quiero escribir: el Cruz Azul, un equipo con mucha historia y con muchos seguidores en el país, no cambia; sigue igual o peor que antes.

No es nada contra esa institución, créanme amigos Azules, no es nada que haya para escribir de forma negativa.

Quién en su sano juicio puede negar que es un equipo que navega en la mediocridad, que casi todo le sale mal, que tiene hasta la llamada “mala suerte”, que es gris, apático y se alejó de la victoria hace varias décadas.

Pero dejemos lo genérico y vayamos a lo particular.

El lunes se presentó la nueva playera y el nuevo logo y ahí parecía que se trataba del mejor equipo del mundo.

La directiva, encabezada por el señor Velázquez prometió 3 refuerzos, y tal vez lleguen (¿Fecha 10?), pero el problema no es ése, sino la calidad.

Señor Velázquez, ¿cree usted que la afición estuvo contenta al ver y oír que prometió 3 jugadores a dos días de que inicie el torneo? (Y a esperar a ver cuándo llegan).

Además, sabemos que quien está en la dirección deportiva es alguien que maneja jugadores junto a su familiar.

Hablé el martes con mi Judas Azul, y la cosa pinta igual o peor que antes.

No hay una estabilidad emocional interna, hay lucha de poderes, hay intereses personales y particulares dentro de los dirigentes.

El proyecto con el nuevo timonel es incierto, alguien que no tiene números para ser considerado el idóneo y que lo trajeron quienes pondrán en algún momento jugadores que deseen.

Entre los jugadores, me lo dice mi Judas Jugador Azul (esto hace una semana) me comenta que no hay cabeza a quién recurrir, hay temas que no saben con quién tocarlos, no hay un liderazgo actual ni pasado, y eso permea al equipo, al terreno.

“Vemos lo mismo de años y años, y ahora con la duda de quién es Diego Aguirre.

“Igual y sale bueno (insisto, me lo dijo hace 7 días exactamente), pero no vemos un cambio que nos haga sentir que vamos a un rumbo distinto”.

Esto se los escribo hoy porque el martes hablé con mi otro Judas, el de oficina, a raíz del cambio de escudo, al cual le quitaron las estrellas.

“A veces se recurre a lo que sea con tal de ver nuevos resultados, pero no es por ahí”, me dijo por la tarde.

Su slogan: "Con la pasión en el alma y #LasEstrellasEnElCorazón"

"Tenemos un corazón tan grande que en él están nuestras ilusiones y esperanzas, nuestros recuerdos y campeonatos; todas las estrellas del universo, las que nacieron en el pasado y las que se avecinan en el futuro".

Regreso al origen del tema: ¡Ya ven cómo en este equipo se basan en ‘esperanza’, ‘ilusión’, ‘Fe’, y no en un DT con cartel, en jugadores comprometidos, en un futbol ganador y no gris, en títulos actuales y no históricos, en dirigentes que busquen sus propios beneficios y en otros que estén perseguidos y prófugos de la ley!

Amigos del grupo Azul, con todo eso, ¿siguen pensando que quienes escribimos negativamente de su equipo es por querer ver sólo lo malo y traemos algo en contra? No, señores, ésa es la realidad del Azul. Equipo por demás mediocre.

PD: No se molesten con quien escribe las realidades… mejor háganlo con quien provoca las mismas.