Desde el Ángel

Los hijos de Andrés

Miguel Ángel Arizpe

No cabe duda, pero ninguna, que la NFL acapara, sobre todo en tiempos de Playoffs, la atención hasta de quien no es tan fanático al llamado americano.

Como yo le voy a mis Seattle Seahawks, pues veo los juegos con una imparcialidad completa, ya que no estamos en “Liguilla”, hablando en términos de futbol.

Ayer la derrota de Dallas fue muy “memeada”. Sin duda es el equipo más famoso, no solo aquí en México, sino en EE.UU.

Memes, burlas, videos, frases, audios en Whats. De todo se valieron ayer los anti Vaqueros para burlarse de los aficionados de los Cowboys, y de forma merecida, porque es el Chivas de allá: el más famoso y el más fracasado.

Tan importante (y fracasado) es Dallas, que se habló más de la derrota de Vaqueros que de la merecida victoria de San Francisco.

PD: Y ya mejor ni hablamos del tremendo co… que le dieron a los Steelers.

Mejor pasemos a nuestra Liga.

Se viene la presión

Si los Tigres creen que porque tienen un cuadro poderoso en nombres ya la hicieron, pues no.

Quien quiera ver las cosas bonitas de Tigres, que lo haga, pero yo no. Aquí no. Cuando se den, claro, pero hoy por hoy están muy lejos.

(Y no lo digo sólo yo, sino también el jugador que me informa, o sea, mi Judas Tigre Jugador).

El equipo es parado (en formación) como una máquina de ofensividad y de buscar hacer goles, pero eso no funciona. No todo es “chingos de goles”, “pa’delante”. El futbol es de equilibrio y eso ya se perdió en Tigres.

Adentro no todos están convencidos —me lo dice uno de ellos— de que esa sea la manera correcta de jugar ante rivales que muy pronto los tienen leídos.

En la Jornada 1, de manera descarada, Pedro Miguel Faria Caixinha declaró que sabía ya cómo jugarle, y el sábado Nicolás Larcamón no necesitó decirlo, solo lo hizo.

La obsesión por meter goles hace que alineen jugadores que no marcan, que no hacen sacrificio, que no bajan, que son cero a la izquierda a la hora de defender: “Diente”, Thauvin, Quiñones, Córdova…

“Esto es de equilibrio, pero pues Miguel es el técnico y uno está para hacer lo que indique”, me dijo ayer por la tarde mi Judas Jugador.

PD: Si Tigres juega con el mismo parado y con los mismos hombres ante Pumas, que Dios los agarre confesados el domingo.

Ahora sí:

Los hijos de Andrés

Cuando el viernes ganaron los Pumas, y no solo ganaron, sino gustaron, me acordé que mi Judas Unamita me había prometido que si otra vez anotaban los brasileños, o al menos uno de ellos, me contaría ese cambio interno que hay en el equipo.

¿A ustedes no les extraña que este Pumas, que con todo respeto su nómina es de 3 pesos y dos órdenes de tacos de carnitas, juegue bien, guste, gane y golee?

A mí sí, la verdad, porque no se ve que esté ganando por casualidad o por errores del contrario. Gana con contundencia y con solvencia.

Bueno, pues le llamé para que mi columna no fuera de opinión, sino de información de cómo está el vestidor y por qué vemos este Pumas.

Este equipo, señores, tiene hambre, tiene sueños, y aunque no tenga jugadores de renombre ni con grandes salarios, sí cuenta con ese deseo de demostrar que el dinero no compra títulos.

“Hay una continuidad, eso es muy importante… y otra es que la gente no conoce grandes talentos, como Ruvalcaba, Ortiz, Galindo. Se magnifica la salida de Erik Lira, sí era importante, pero los que vienen atrás son muy buenos talentos. Esto ha sido de continuidad y paciencia”.

— ¿Apoco sólo eso?, le pregunté para que siguiera diciéndome.

“No, claro que no. El vestidor está muy unido. Todos le creen al profe Lillini y él los trata como hijos. Entonces ve, él se ha ganado todo el respeto, le creen con los ojos cerrados y él se los gana porque los trata así, como hijos”.

No quería ser falso y le toqué —de manera sincera— el tema de los brasileños, quienes llegaron a México costando 20 pesos y sin ser conocidos, y ahora están jugando como demonios.

“Se está teniendo mucho trabajo ofensivo, Miguel. En los entrenamientos tanto el auxiliar,  Hermes Desio, como Gustavo Vargas, y a veces Mejía Barón, están haciendo cosas interesantes para mejorar definición (con ellos). Y también: están más conjuntados. Vas a ver más goles de ellos”.

Pumas ha arrancado ganando, gustando y goleando… y eso que le faltan dos titulares: Dinenno y Nicolás Freire.

Y en la Jornada 3 reciben a los inflados Tigres, que de futbol y contundencia no han mostrado nada.

PD: Pero Nada.

¿Y Rayados?

Más que pensar que ya el equipo está de regreso y que ahora sí despertó el monstruo, este 4-0 ante Necaxa ayuda a la confianza arriba, en la contundencia.

“Nosotros que estamos adentro sabemos lo importante que es golear. Eso te da confianza y tino en los siguientes juegos”.

¿Quién sigue? Cruz Azul… el cliente número 1 de Rayados.

La Máquina

Tengo información interna del Cruz Azul, pero esa te la cuento mañana en esta misma columna.

Este fin que viene será Capitalinos vs Regios.

Pumas ganará, pero Cruz Azul no.

PD: Mañana la conversación en La Noria.