Columna de Raquel Pérez de León

Cena saludable: lo que no debemos hacer

Raquel Pérez de León

Aunque a veces dejamos de lado la cena y comemos cualquier cosa, todas las comidas del día son importantes. Si quieres llevar una dieta saludable y mantener tu rendimiento en la carrera, hoy te contaré los errores que no debes cometer a la hora de cenar.

Comer únicamente hidratos de carbono. Si cenas solamente fruta, cereal ó un pan tostado, es como si te saltaras la cena. Recuerda que en todas las comidas debemos incluir proteína. Algunos ejemplos de cenas saludables podrían ser: una lata de atún con galletas saladas, unas tostadas de pollo o un sándwich de jamón. Si cenas puros carbohidratos, al día siguiente te costará más trabajo despertarte.

  • Cenar mientras ves la televisión. Si estás distraído tu cerebro no registrará que estás comiendo y, por lo tanto, no quedarás satisfecho. Lo peor es que podrás ingerir calorías de más sin darte cuenta. Entonces mejor hazte un espacio para cenar, antes de ver tu serie favorita.
  • No planearla con tiempo. Desde que vamos a hacer las compras de la semana, es importante tener en cuenta la cena. Si decides qué vas a comer a la mera hora, probablemente no tengas nada ó te dé flojera cocinar. A muchos les pasa, y terminan pidiendo comida a domicilio, opciones generalmente no tan saludables.
  • Hacer tu carga de carbohidratos en la cena previa a tu carrera. La famosa carga de carbohidratos debe empezar tres días antes de la competencia. Si cenas pasta la noche anterior al evento, a tu cuerpo no le dará tiempo de asimilarla y ya no te servirá de nada. Altas cantidades de hidratos de carbono causan en nuestro cuerpo un pico de glucosa. Pero lo malo es que en la madrugada nos puede venir un bajón, y eso hará que despertemos agotados.
  • Abusar del alcohol y del café. Una copa de vino podría ayudarte a conciliar mejor el sueño, sin embargo, si bebes más de dos copas será contraproducente. Lo mismo pasa con el café, de preferencia evítalo en la noche si es que quieres dormir bien.

Ahora ya lo sabes, planea con tiempo tu cena y no dejes que esta afecte tu peso, ni tu rendimiento.