Columna de Raquel Pérez de León

Corredor o corredora, la alimentación de acuerdo a tus necesidades

Raquel Pérez de León

La principal razón por la que una mujer y un hombre no deberían comer lo mismo, es porque nuestro metabolismo es distinto. Por ejemplo, los hombres siempre bajan más rápido de peso que las mujeres. Ellos tienen un metabolismo más acelerado debido a la cantidad de masa muscular que poseen. En cambio, las mujeres tenemos más grasa corporal y nuestro metabolismo suele ser más “ahorrador”.

  • Proteínas. En los deportes de resistencia, como es el maratón, se requieren aproximadamente de 1.4 a 1.5 gramos de proteína por cada kilo de peso al día. Los hombres, además de que tienen una mayor cantidad de músculo que mantener, también suelen pesar más, por lo que sus necesidades suelen ser mayores.
  • Calcio y hierro. El calcio es importante para la formación de la estructura de huesos y dientes, pero también para el funcionamiento de nuestro corazón, músculos y sistema nervioso. El hierro forma parte de la hemoglobina, que transporta el oxígeno que necesitan nuestros músculos en movimiento. Las necesidades tanto de calcio como de hierro son diferentes entre hombres y mujeres y cambian a lo largo de la vida. Las mujeres siempre requieren estos dos minerales en mayor cantidad, especialmente en etapas como el embarazo, la lactancia y la menopausia.
  • Fibra. Debido al peso y a la cantidad de energía que necesita un hombre a lo largo del día, él requiere consumir aproximadamente 38 gramos de fibra al día, mientras que para las mujeres la recomendación es de 25 gramos.
  • Líquidos. Los hombres sudan con mayor facilidad y en mayor cantidad, por lo que son más susceptibles a la deshidratación. En cambio, las mujeres experimentamos cambios hormonales. En la fase previa a la ovulación, incrementan los niveles de estrógeno, así como la hidratación de nuestro cuerpo. Posteriormente en la fase premenstrual, disminuyen los estrógenos e incrementa la progesterona, lo que ocasiona retención de líquidos, hinchazón y bajo rendimiento deportivo. La Ingestión Diaria Sugerida (IDS) de Líquidos para adultos en México, es de 3 litros para mujeres, y 3.8 litros para hombres, aunque esto dependerá de otros factores como la cantidad e intensidad del ejercicio, la sudoración y el clima.

Recuerda que seas hombre o mujer, lo mejor es una dieta personalizada que se adapte a tu estado de salud, programa de entrenamiento y preferencias de alimentos.