Columna de Raquel Pérez de León

¿No quieres hacer dieta? Sigue la regla del 80/20

Raquel Pérez de León

Nunca comes pan pero, ahora que te lo prohibieron, ¿mueres de antojo? A veces el pensar que estamos “a dieta” o restringidos en ciertos alimentos, incrementa nuestras ganas de comerlos. Esta es una de las razones por las que muchos corredores fracasan en sus intentos por bajar de peso, pues bien sabemos que el ejercicio es importante, pero lo es más la alimentación.

El eliminar por completo un grupo de alimentos no es saludable y, además, en la primera oportunidad, con probar un simple “pedacito”, podrás volver al mal camino, dejarte ir como gorda en tobogán y echar a perder todos tus avances.

No te preocupes, para eso corremos, para poder darnos permisos de vez en cuando, sin dejar de comer lo que nos gusta. Por eso te recomiendo seguir la regla del 80/20. Esta se trata de comer el 80% del tiempo de manera saludable, y dejar un 20% para los antojos “gordos” o poco nutritivos.

El 80%. ¿En qué consiste comer saludable?

  • Realizar al menos tres comidas principales y una o dos colaciones a media mañana o a media tarde: evitar pasar más de cuatro horas sin alimento.
  • Comer al menos cinco porciones de fruta y/o verdura al día.
  • En medida de lo posible consumir más alimentos naturales y menos procesados.
  • Incluir proteínas saludables en desayuno, comida y cena: huevo, carne baja en grasa, pollo, pescado, pechuga de pavo, por ejemplo.
  • Preferir los hidratos de carbono saludables, como: tortilla de maíz, pan integral, frijoles, lentejas, garbanzos, quinoa, antes de las harinas refinadas.
  • Evitar los productos light o endulzados artificialmente, pues en lugar de calmar nuestras ganas de azúcar nos estimulan a comer más.
  • Beber agua natural en abundancia.

Tu 20% libre.

Una pizza, un postre, lo que a ti se te antoje y que normalmente en las dietas está prohibido. Así podrás darte un gusto y después retomar la vida saludable sin ser algo tedioso o cansado.

Evita las dietas milagro y aprende a llevar una vida saludable mediante la alimentación y el ejercicio. Eso sí, es importante planear tu 20% con anticipación, para que no se vaya a convertir en un porcentaje mayor. ¡Disfrútalo!