Columna de Raquel Pérez de León

Suplementos de proteína: resuelve todas tus dudas

Raquel Pérez de León

Cuando escuchas hablar sobre suplementos de proteína, te aseguro que lo primero que viene a tu mente son unos músculos grandes y aparatos de gimnasio. Y de hecho así fue como se empezaron a popularizar, entre los fisicoculturistas y toda persona que quisiera verse muy fuerte. Sin embargo, ahora su uso se ha extendido a todo tipo de deportistas, entre ellos, los corredores. ¿Son buenos? ¿En qué te benefician? Resuelve tus dudas.

¿Los suplementos de proteína ayudan a subir músculo? 

Falso. Lo que te ayuda es el entrenamiento, sobretodo el de fuerza. Durante el ejercicio, algunas fibras musculares se rompen y, para poder repararlas, se necesitan aminoácidos, componentes principales de las proteínas. Para que se reparen correctamente y puedas ganar músculo, debes aprovechar tu “ventana metabólica”. Esta sucede en cuanto termina tu sesión de ejercicio y tus músculos abren la ventana para absorber nutrimentos, por lo que entre más pronto comas, mejor. Si te tardas más de una hora en ingerir alimentos, el músculo no se recuperará y todo tu sudor habrá sido en vano.

¿De qué están hechos estos suplementos?

La gran mayoría son a base de suero de leche, la proteína “buena” de la leche o mejor conocida como “whey protein”, que es la que se considera de mejor calidad. También puedes encontrar opciones veganas, elaboradas con soya o proteína de chícharo, por ejemplo.

¿Es mejor proteína con ó sin carbohidratos?

Para que estos aminoácidos puedan entrar a la célula muscular y adherirse al músculo, se requiere de un pegamento muy importante: los hidratos de carbono, o mejor conocidos como carbohidratos. Si tu proteína ya los tiene, puedes tomarte el puro batido. Si es de las famosas “zero carbs ó sin carbohidratos”, te recomiendo que le agregues un plátano ó dos cucharaditas de miel ó tres cucharadas de avena.

¿Se debe consumir antes o después de correr? 

Al menos que vayas a hacer una distancia muy larga, puedes consumirla antes de correr, junto con un plátano ó un sándwich de mermelada, (lo que acostumbres). Sin embargo, el mejor momento para tomarla es terminando de entrenar, precisamente para lograr una correcta recuperación. Y sí, debe consumirse aunque sólo corras y no hagas fuerza, pues también te ayudará a recuperar el glucógeno con mayor facilidad.

¿Hacen daño los suplementos de proteína? 

Muchos deportistas les temen porque creen que el consumo de suplementos puede dañar sus riñones. Sin embargo, no hay estudios que lo comprueben. Al menos que tengas alguna enfermedad renal, sí sería peligroso excederte en proteínas, de lo contrario, no hay ningún problema mientras tomes las dosis adecuadas.

Recuerda que siempre es mejor consultar con un Nutriólogo del Deporte, para que te indique cuál es el suplemento que más te conviene y en qué cantidad. No hay nada como una dieta personalizada.