'No conocía las lágrimas por estar contenta'; mujer que pedía limosna gana la lotería y conmueve

La mujer solía pedir limosna todos los días y al final de su jornada compraba su billete en esper de que su vida cambiara.

La mujer pasó de pedir limosna a ser millonaria.

Editorial Mediotiempo

"No conocía las lágrimas por estar contenta”, es la demoledora frase de una mujer española que vio cómo su vida dio un giro inesperado en un abrir y cerrar de ojos, ya que pasó de pedir limosna a ganar la lotería. Sí, las historias felices también existen.

¿Quién era la mujer que ganó la lotería?

La historia de Mercedes ha dado la vuelta al mundo y no es para mendos, debido a que era famosa en un barrio de Alicante, España, donde pasaba sus días pidiendo limosna para poder alimentar a sus cinco hijos; sin embargo, al final de su jornada, siempre compraba en un expendio local su billete de lotería con la fe de que algún día su vida pudiera cambiar.

¿De cuánto fue el premio del billete de lotería?

Y el momento llegó: el sorteó que otorgaba 1.2 millones de dólares se realizó y los números ganadores indicaban que el futuro millonario había adquirido el boleto en el expendio de Alicante, España. Ante ello, el despachador del lugar se mantenía expectante en espera de que llegara el afortunado para adjudicarse el premio.

Sin embargo, las horas pasaban y no figuraba el ganador, incluso el despachador de inmediato descartó a Mercedes debido a que ésta llegó desde temprano y se situó en el lugar de siempre a pedir limosna. Pero una vez que terminó su jornada apareció y vino la sorpresa...

Creo que los números que salen por la tele son los mismos que tengo yo”, dijo Mari Ángeles Torregosa, dueña del lugar a la radio Onda Cero, remorando lo vivido aquel día con Mercedes.

Nos pusimos a llorar ella, yo, la gente que estaba aquí, todo el mundo”, añadió Torregosa, quien confesó que el hecho causó una gran felicidad en todas las personas que conocía a Mercedes.

La primera compra de Mercedes conmovió

Mercedes pudo cobrar el premio y su primera compra conmovió, debido a que fueron unos zapatos de casi cinco dólares, “vino a enseñármelas”, indicó la dueña del local que le vendió el boleto ganador. “Siempre he estado llorando, no conocía las lágrimas por estar contenta”, contó Torregosa sobre las palabras que le dijo Mercedes.

NOTAS MÁS VISTAS