Chicharito sigue siendo el consentido de la afición mexicana en Estados Unidos