Luis Fernando Tena sufrió para anunciarle a Oribe y a Alanís que irían a tribuna