Pasó 26 años en prisión y los Warriors lo convirtieron en su anunciador; él es Aaron Taylor

Condenado en los años 90 y recién salido de prisión, Aaron Taylor cumplió uno de sus sueños al poder anunciar a Stephen Curry en un juego NBA.

Stephen Curry (TW @Warriors)

Editorial Mediotiempo

Todos en la vida merecemos una segunda oportunidad y los Golden State Warriors se encargaron de dársela a Aaron Taylor, un hombre que pasó 26 años en prisión y el sábado cumplió el sueño de ser el anunciador oficial para el equipo de sus amores, en donde juega Stephen Curry.

La historia de Showtime Taylor

Encarcelado en los años 90 bajo cargos de robo y agresiones con un arma letal, Aaron Taylor cumplió su condena en la prisión de San Quintín, una de las más viejas y emblemáticas de Estados Unidos, un lugar que parecería "prohibido" pero al que iban los Warriors anualmente para jugar partidos contra los internos.

Fue en una de las presentaciones que descubrieron a Aaron Taylor, a quienes sus compañeros en la cárcel conocían como Showtime por su gran voz y forma de anunciar a los basquetbolistas, además de que narraba en vivo los partidos con un altavoz para los reclusos.

"Cometí un error, pero una vez entré a prisión adopté la mentalidad de que debía rehabilitarme, que podía ser una mejor persona de lo que era. Trabajé mucho esos 26 años para ser alguien mejor en esta sociedad", aseguró Taylor tras su noche mágica con los Warriors.

Warriors, Showtime Taylor y la broma de Curry

Liberado de prisión a inicios de este año, los Warriors contactaron por correo electrónico a Aaron Taylor para extenderle la invitación para el juego del 10 de abril contra los Houston Rockets en el Chase Center, pero no como aficionado, sino como anunciador oficial de las alineaciones y animador durante el partido.

Golden State ganó el partido 125-109 con 38 puntos de Stephen Curry, quien tras el juego concedió una entrevista a Taylor, a quien elogió por su forma de animarle cada vez que encestó un triple, aunque lo que el invitado no sospechaba es que sería víctima de una broma de camaradería.

"Toda la Dub Nation (aficionados de Warriors) saben que cuando tienes una actuación encendida como la de esta noche, tenemos que enfriarte. Así es que, vamos a enfriarte un poco", le dijo Curry a Taylor previo a ser bañado por uno de sus compañeros de equipo.


NOTAS MÁS VISTAS