Marcelo asegura que la experiencia no pesa en las Finales

El lateral del Real Madrid busca su quinta Champions League con el equipo merengue.

Marcelo busca acrecentar su historia con Real Madrid. (Reuters)

Agencia EFE

El brasileño Marcelo, lateral izquierdo del Real Madrid, aseguró que, a pesar de haber ganado las cuatro finales de Liga de Campeones que ha disputado hasta la fecha, esta experiencia “no pesa nada” de cara a sentirse superiores frente al Liverpool, el próximo sábado.

“Afrontar la final teniendo experiencia o habiendo ganado otras Champions no pesa para nada. Una final es 50-50. Son dos equipos muy fuertes. Esperamos ganarla, pero sabemos que es muy difícil, como han sido las anteriores, dejándonos el alma en cada una de ellas”, dijo en el día de medios previo a la Final.

Un Marcelo que, además, no consideró que el hecho de tener cuatro orejonas en su palmarés haga que viva esta con menos presión.

Todas las Champions tenemos presión de ganarlas. No solo la de este año porque tuvimos las remontadas, la Décima porque es la Décima… todas son muy especiales”, comentó.

El brasileño llega a la final con menos protagonismo que la temporada en la que el conjunto madrileño logró la Décima, un partido en el que marcó un gol y recordó este martes ante los medios de comunicación.

“Sentí una explosión de placer. Algo inexplicable. Te pasa una película por la cabeza de cuando eras pequeño en solo cinco segundos… increíble”, rememoró.

Contra el Liverpool se enfrentará a compatriotas como Alisson, Fabinho y Firmino: “Yo no hablo mucho con ellos. Estamos enfocados en la Final. Ahora somos enemigos (ríe)”, dijo.

Además, Marcelo no quiso hablar en exceso sobre su renovación, ya que aseguró que ha mostrado su deseo de continuar en repetidas ocasiones: “¿Sabes lo que va a pasar mañana? Yo tampoco. Tengo una idea clara. Ya lo saben, no hay ningún problema”, comentó.

Por último, el brasileño se mostró orgulloso de ejercer de ‘guía’ para los más jóvenes, como hicieron con él cuando llegó al Real Madrid en enero de 2007.

Mi papel siempre ha sido igual que los demás. Intento ayudar siempre a los jóvenes porque me han enseñado así Raúl, Roberto Carlos, Sergio Ramos, Casillas… son el futuro del Real Madrid. Cuando me vaya, quiero sentarme y decir ‘estos chavales son muy buenos’”, concluyó.


NOTAS MÁS VISTAS