Un pedazo de carne evitó que Guillermo Ochoa fichara con el PSG

El famoso caso de dopaje en la Selección Mexicana, con el clembuterol, evitó que Paco Memo fichara con el gigante de la Ligue 1.

El PSG rechazó a Guillermo Ochoa tras su 'dopaje' con clembuterol. (Foto: Mexsport)

Editorial Mediotiempo

Guillermo Ochoa, portero del América y titular en la Selección Mexicana, pudo haber tenido un destino ‘más brillante’ en Europa de no haber sido por un polémico caso de dopaje, pues un trozo de carne evitó que firmara con el PSG.

El meta mexicano ya tenía todo pactado para ir con uno de los equipos más grandes de la Ligue 1, que no siempre gozó de ese cartel, pero era un paso enorme para el americanista, aunque al final no se pudo concretar.


¿Por qué Guillermo Ochoa no llegó al PSG?

Hace unos años Guillermo Ochoa habló con la revista ‘France Football’, donde confesó que en 2011 él y su agente ya tenían todo arreglado para que jugara en el PSG, pero el famoso clembuterol arruinó su fichaje.

Como recordaremos, en dicho año se presentó un caso de dopaje, según autoridades del futbol, donde Guillermo Ochoa y otros 4 elementos de la Selección Mexicana dieron positivo al clembuterol, una sustancia que se usa en vacas y ganado para hacerlas crecer.

El escándalo se desató y medios internacionales, llegando hasta Francia, supieron del dopaje en la Selección Mexicana, mismo que no fue intencional, pues la sustancia estaba en la comida que les daban a los futbolistas, sin embargo eso no le interesó a la gente del PSG y por ello ‘rechazaron’ a Guillermo Ochoa.

“Pudo ser diferente. Sucedió en 2011, durante la Copa Oro. Estábamos en la etapa de preparación con la Selección y no sabíamos nada sobre el clembuterol, que es una sustancia que se les inyecta a las vacas para que engorden. Fue injusto. Fue algo que estaba fuera de mi control y afectó mi carrera, mi futuro. Pude firmar con el PSG, ya teníamos todo arreglado”.

Pese a la decepción de ya no llegar al PSG, Guillermo Ochoa tuvo una segunda oportunidad en Francia, aunque con un equipo de ‘menor categoría’, recordando que el Ajaccio sí se interesó en él, pues le fueron leales pese a la polémica.

“Todas mis negociaciones fueron bloqueadas. El único equipo que mantuvo el contacto fue el Ajaccio. El presidente Orsoni me fue leal hasta el fin. Mi decisión fue deportiva, quería descubrir al Ajaccio y Francia. Estuve 3 años y no lamento para nada haber ido", sentenció Paco Memo.

Ajaccio fue el primer equipo de Ochoa en Europa y de ahí dio paso al Málaga y Granada en España y posteriormente al Standard de Lieja en Bélgica, para regresar a México con el América y mantenerse activo hasta el momento.

NOTAS MÁS VISTAS