Con Orbelín no hablo de futbol, solo de tacos y chistes mexicanos: Néstor Araujo

Néstor Araujo explicó cómo ha intentado arropar a Orbelín en su primera temporada con el Celta de Vigo y también compañeros en el Tri.

Orbelín Pineda y Néstor Araujo con la Selección Mexicana. (Imago7)

Editorial Mediotiempo

A lo largo de la historia se han dado casos de mexicanos que comparten vestidor en clubes europeos. Se recuerda a Pavel Pardo y Ricardo Osorio como campeones con el Stuttgart alemán, a Andrés Guardado con Héctor Moreno en el PSV Eindhoven y actualmente con Diego Lainez en el Betis. Precisamente en España hay otra dupla azteca con el Celta de Vigo con Néstor Araujo y Orbelín Pineda

Si bien el futbol los une en la cancha, Araujo reveló que no suele hablar de deporte con el Maguito y que prefieren llevar su "hermandad" basada en pláticas más ligeras que giran alrededor de tacos y chistes muy mexicanos.

"Orbelín me hace muy bien, nos llevamos como hermanos. Hace muy bien que esté acá porque nos llevamos muy bien, entendemos nuestras bromas porque es muy diferente la cultura. Lo trato como mi hermano y estamos felices de que haya llegado. Trato de apoyarlo, pero la verdad hablamos poco de futbol. Hablamos más de tacos, de la cultura, de cómo pasan las cosas en México, chistes mexicanos. Sinceramente casi no tocamos el tema del futbol", señaló el defensa para Fox Sports.

En Europa ven muy caros a los mexicanos: Araujo

Con cuatro años de experiencia en LaLiga, el zaguero central afirma que una de las mayores ventajas es la competitividad que afronta no solo en los partidos contra algunos de los mejores delanteros del mundo, también están los exigentes entrenamientos donde, a diferencia de la Liga MX, sí siente que se juega el puesto en cada pelota.

"Acá cada semana te estás jugando el puesto, igual tienes un partido mal y te sacan, no te perdonan nada. Es mucho trabajo cada semana, pero estoy contento porque he sido muy regular en el tema de minutos, pero es agridulce por el tema de no pelear un poco más arriba", afirmó.

El problema es que son pocos los mexicanos que pueden emigrar a Europa porque los directivos ponen precios desorbitados, así es que los clubes del Viejo Continente optan por elementos más económicos y de nacionalidades probadas en grandes escenarios como brasileños, argentinos o uruguayos.

"No es un tema nuevo, pero sigue siendo que el precio del jugador mexicano es muy alto y lo hace más difícil. Para ellos (clubes europeos) es más barato traer a un jugador de Sudamérica o incluso de otro lado de Europa en lugar de un mexicano. En México es muy difícil que los equipos te dejen salir si no pagan algo significativo o tienes que quedar libre. Es un tema muy complicado, pero está claro que hay mucha calidad en México y que muchos podrían estar jugando en Europa".

NOTAS MÁS VISTAS