'Me iban a amputar'; la lesión infectada de Ferland Mendy que casi lo deja sin carrera

Hoy es titular del Real Madrid, pero el francés sufrió un problema en su niñez por el que pasó meses en silla de ruedas.

Ferland Mendy fichó por el Real Madrid en el 2019. (AFP)

Editorial Mediotiempo

Es titular del Real Madrid, el llamado a ser heredero de la lateral izquierda de Marcelo, un futbolista pedido por Zinedine Zidane, pero cuya carrera estuvo a punto de nunca comenzar por una lesión infectada en su niñez. Esta es la historia poco conocida de Ferland Mendy, quien reveló el momento más duro de su vida en entrevista con la UEFA.

'Me iban a amputar'; el drama de Mendy

Una lesión mal tratada dejó a Mendy en silla de ruedas por meses, tuvo que volver a aprender a caminar e incluso, en algún momento de su rehabilitación, el doctor le confesó que existió la posibilidad de amputarle, lo que hubiera cortado toda opción del francés por convertirse en futbolista profesional.

"Pasé siete años en el PSG, empecé con el Sub-11 y me lesioné antes de ingresar en la academia. Tenía artritis en la cadera y tuve una infección, así que tuve que operarme y estuve mucho tiempo en el hospital, enyesado dos o tres meses. Cuando me operaron, el médico vino a verme y me dijo que el futbol había terminado para mí, incluso habló de una amputación. Tuve que estar en una silla de ruedas bastante tiempo, más tarde con muletas y luego tuve que aprender a caminar de nuevo", contó el galo, quien llegó al Madrid en 2019.

Jamás acepté que no volvería a jugar: Mendy

El camino a la recuperación fue lo más extenuante, la frustración de intentar dejar la silla de ruedas y caer por no saber caminar fueron de los obstáculos que Mendy tuvo que superar, pero que ayudaron a forjar un carácter que hoy le tienen como titular en el club más importante del mundo.

"Me llevaron de un lado a otro, pero pensé que podría volver a caminar de inmediato. Lo intenté, me bajé de la silla y me caí enseguida. No me quedaba energía en las piernas porque no había caminado y mis piernas no se habían movido en mucho tiempo", comentó. 

"Pese a ello, siempre pensé que el futbol no había terminado para mí y les dije a todos que iba a volver. La mayoría de la gente pensaba que era imposible, pero aprendí a caminar de nuevo y jugué con dolor en la cadera durante aproximadamente un año y medio. Fui nombrado el mejor lateral izquierdo dos años seguidos. Así que sinceramente me ha ido bien".


NOTAS MÁS VISTAS