Guillermo Almada y su hermano lavaron hasta carros… hoy son campeones con Pachuca

Luis, el hermano del DT de los Tuzos, recordó todo lo que vivieron previo a lograr sus sueños: participar en el futbol profesional.

Los hermanos Almada saben mucho de futbol.

Juan Manuel Figueroa y Mediotiempo

Una vez más los hermanos Almada hicieron vibrar a México. Pero estos no sueltan balazos, ni se pelean en cantinas, como en las películas de hace algunos años; los otros hermanos Almada se dedican al futbol, se enorgullecen de su origen humilde y hoy son campeones de la Liga MX

El técnico del Pachuca, Guillermo Almada, y su hermano Luis tuvieron que trabajar lavando autos y hasta ejercieron como despachadores de gasolina en Uruguay, pero hoy, sí, son los flamantes campeones de la Liga MX.

No olvidan su raíz los hermanos Almada, y así lo hizo ver Luis -hermano del entrenador de los Tuzos- quien también es parte del cuerpo técnico recientemente coronado.

“Yo tuve un local comercial con mi señora, trabajamos en una estación de servicio, en un surtidor, donde le ponen combustible a los carros, fue cuando nosotros estábamos en formativas; mi hermano (Guillermo) jugando en la Primera División, también trabajaba ahí. Venimos de una familia muy humilde, siempre mirando para adelante, y siempre trabajando con honestidad. Hubo muchas otras cosas que hicimos de niños, y la verdad, nos enorgullece lograr cosas”, platicó Luis en entrevista para mediotiempo.
“Lavábamos carros también, de jóvenes, no le huíamos a nada; era lo que nuestros viejos nos enseñaron, a trabajar con honestidad y así podíamos ayudar a nuestra familia", añadió uno de los hermanos Almada.

El ahora técnico campeón del futbol mexicano, nació en Montevideo hace 53 años, batalló junto a su familia por falta de dinero y luchó hasta que debutó con el club Defensor Sporting en 1985; jugó en Chile, Colombia y Guatemala, para en el año 2007 colgar los botines y convertirse en entrenador.

“Sí, totalmente. Venimos de una familia muy humilde. Nuestros padres siempre nos dijeron que trabajando con honestidad y mentalidad se iba a progresar en la vida. Son palabras de mi padre y fue lo que seguimos, lo que hicimos: trabajar con honestidad, con frontalidad y mucho trabajo. Es en lo que creemos. No sabemos si es lo mejor o peor, o mejor que otro”.

En 2009 debutó como técnico en el Tacuarembó de Uruguay, posteriormente llegó al River Plate de Uruguay, donde consiguió su primer título; el segundo fue en Ecuador en 2016 con el Barcelona de Guayaquil, donde su carrera tomó un impulso definitivo.

“No se olvida jamás, igual que las amistades. La gente con la que compartimos en esos momentos, no se olvida jamás. Es un motor diario en conjunto con nuestra familia, son los motores diarios y lo que nos hace creer en el trabajo”, comentó el hermano del técnico de los Tuzos del Pachuca.

Luis se integró al cuerpo técnico de su hermano Guillermo en Liga MX desde Santos Laguna, también fue jugador; sin saber fue apodado el Pistolero Almada, mote que tomó por su apellido, pues en Centroamérica, donde jugó, lo relacionaron con los hermanos Mario y Fernando Almada, los famosos actores mexicanos.

“Cuando arranqué en el futbol seguía en el local comercial con mi señora, después lo vendimos, pero sí al principio trabajando en formativas no te alcanza, debes de tener dos trabajos. Cuando ya estás en la parte profesional ya no tienes tanto tiempo, tienes que dedicarle tiempo a tu futuro y fue lo que hizo Guillermo. Lo que hicimos durante muchos años. Esto es parte de... nosotros creemos que nuestra carrera recién está en el comienzo”, comentó Luis Almada.

La Selección Nacional sería un honor

Al ser uno de los candidatos fuertes para la Selección Mexicana, Guillermo Almada no se achica; su hermano Luis reconoció que, si bien son muy respetuosos de los tiempos, sería un honor.

“Tratamos de manejar el día a día. Esas cosas se manejan, te dicen, son noticia de que hay posibilidades, pero ya lo dije, es un honor enorme que México se esté fijando en nosotros, en nuestro trabajo, en lo que propone Guille y que nosotros lo seguimos a él. Es un honor enorme, pero hoy estamos en Pachuca, es muy respetuoso de los plazos, de contratos, pero si en algún momento se da, orgullosísimos lo vamos a hacer como lo hemos hecho en todos lados”.


​​

NOTAS MÁS VISTAS