Chivas mandaba y el goleador era mexicano; así dejó Ochoa la Liga MX cuando emigró

Las Chivas dominaban el futbol mexicano con 11 campeonatos por 10 del América y el Toluca.

El último partido de Guillermo Ochoa fue ante Morelia. (Foto: Mexsport)

Jonathan Collazo

El domingo 8 de mayo del 2011 en la cancha del Estadio Morelos, Guillermo Ochoa vivió su último partido defendiendo la camiseta del América, dejando a su equipo tras la eliminación en Cuartos de Final del Torneo Clausura, en una época en la cual el futbol mexicano todavía era dominado por las Chivas con 11 títulos.

Hace ocho años, cuando el arquero azulcrema partió hacia Francia para reforzar al Ajaccio, las Águilas y Toluca estaban empatados con 10 campeonatos, los Tigres, hoy con siete estrellas en su escudo, contaban solo con dos, y el León vivía el penúltimo año de los 10 que pasó en el ascenso.

Entonces el Atlante se encontraba en la Primera División, al igual que las franquicias de Jaguares (hoy desaparecida) y Estudiantes Tecos, la cual tras descender fue vendida a Grupo Pachuca en 2014 para convertirse en Mineros de Zacatecas, del Ascenso MX.

En ese último duelo con el cuadro de Coapa, el volante ecuatoriano que hoy defiende los colores del Sao Paulo, Joao Rojas, le marcó un doblete a Ochoa, quien tenía como compañeros a Aquivaldo Mosquera, Rolfi Montenegro, Juan Carlos Valenzuela, Miguel Layún, Ángel Reyna, Vicente Sánchez y Matías Vuoso, entre otros como Diego Reyes, que se encontraba jugando su primera temporada como titular.


Esa última campaña de Ochoa en México coincidió con el último título de goleo individual de un mexicano. Fue Ángel Reyna quien se quedó con el primer lugar en ese rubro con 13 tantos, por encima de Wilmer Aguirre, Rafael Márquez Lugo y Héctor Mancilla.

El entrenador del América era Carlos Reinoso, José Luis Real estaba en el banquillo de las Chivas, mientras que Enrique Meza vivía su tercera etapa en Cruz Azul. Guillermo Vázquez manejaba el timón de los Pumas, que en ese Clausura 2011 consiguieron su último campeonato de Liga.

Además, en 2011, la joya azulcrema que hoy juega para el Betis, Diego Lainez, tenía apenas 11 años, cinco menos que el jugador del PSV Eindhoven, Hirving Lozano y tres menos que el futbolista también formado en las fuerzas básicas del América, Edson Álvarez, que hoy juega para el Ajax del futbol holandés.


NOTAS MÁS VISTAS