‘Mal asesoría de padres y agentes’; la razón por la que talentos como la Momia Gómez se pierden

Miguel Mendoza, formó a talentos mexicano como Rodolfo Pizarro, Julio Gómez y trabajó con Ponchito González.

Gómez metió a México de forma dramática a la Final del Mundial Sub-17 de 2011. (Mexsport)

Jorge Rosales

En el futbol siempre hay jugadores que destacan en fuerzas básicas, tanto en clubes como en selecciones, y se ganan la etiqueta de ‘promesa’ o ‘joya’, de quienes se esperan lleguen a Primera División, como pasó con Julio Gómez, la famosa ‘Momia’, quien destacó por un gol de último minuto ante Alemania que le dio el pase a México a la Final del Mundial Sub 17 y lo hizo con una venda en la cabeza después de una lesión, misma que dio el origen a su apodo.

Las expectativas se elevaron en torno a Gómez gracias a ese Mundial. Su debut llegaría con Pachuca e incluso pasó a Chivas, pero no se mantuvo y pasó a la División de Ascenso, donde deambuló y ahora otra vez sin equipo tras su paso por la Liga de Balompié Mexicano.


El formador de la Momia, Miguel Mendoza, quien también trabajó con talentos tamaulipecos como Rodolfo Pizarro, Marvin Piñón, Antonio Portales, Iván Ochoa, entre otros, charló con Mediotiempo y explicó porqué futbolistas con talento se pierden en el camino, como pasó con el campeón del mundo Sub-17.

“Te puedo decir muchos que se perdieron zen el camino, y te voy a decir por qué se perdieron, por la mala asesoría, tanto de gente de afuera como de padres de familia, es lo que ha echado perder al jugador, que a veces no se comprometen, es un proceso largo cuando van a un club de jovencitos, a la hora de decidir cambia mucho las cosas”, explicó vía telefónica.

Julio es de la misma generación que Rodolfo Pizarro y Alfonso González, quienes ahora juegan en Primera División en Rayados y los tres apostaron por llegar a las fuerzas básicas de Pachuca cuando tenían 12 años, aunque ninguno quedó y a Gómez ni siquiera lo llamaron a las visorias que comandó Ángel González.

A los 12 años es cuando observan a Pizarro, a Ponchito González y a otro niño de Reynosa, un portero. A Julio Gómez no lo seleccionaron esa vez, estaba la Coca González de visor. Se mandan ellos y solo quedó Ponchito”, añadió.

Ponchito González no quedó en Pachuca por tema extracancha

Arturo Alfonso González debutó en Primera División con Atlas en 2012, otro campeón del mundial Sub-17 en 2011, pero que pudo formarse no como rojinegro, sino con los Tuzos, ya que lo eligieron en visorias cuando tenía 12 años, pero tuvo que regresarse a Tamaulipas para después mudarse a Guadalajara.


Algo pasó, extrafutbol, y se tuvo que regresar. Estuvo entrenando en Reynosa y fue cuando lo mandan a Atlas… El caso de Ponchito, es de la misma edad de Rodolfo, de Julio Gómez, me tocó tenerlo en varias selecciones de Tamaulipas”, mencionó Miguel Mendoza.

Pachuca se llevó al nuevo 'Julio Gómez'

Mendoza San Luis recientemente formó a Joshua López, un mediocampista de 11 años que tiene que presentarse en las instalaciones de los Tuzos este 24 de enero y es de las mismas características que Julio Gómez, pero espera que sí se consolide en Primera División.

“Tengo el caso de un niñito, tiene 11 años, traía seguimiento desde hace dos años con el club Pachuca. Se llama Joshua López, un jugadorazo, no porque lo haya traído yo, llevo cinco años con ese niño. Se presenta el 24 de enero en el club Pachuca. Si Dios quiere, que se mantenga, que sea constante, va a llegar lejos. Es el mismo estilo de Julio Gómez, recuperador de balón, anda por toda la media cancha, maneja los dos perfiles, pone un pase, tiene gol, muy bien ese muchachito. Ya se nos va el día 24 de enero, tiene que estar en Pachuca”, comentó.

“¿Qué recomendarle a Joshua López para que no se pierda como Julio Gómez?”, fue la pregunta a Miguel Mendoza, quien respondió: “Ahí comenté que es lo que pasa a veces, el mal asesoramiento”.

NOTAS MÁS VISTAS