¿Por qué tuvo mareos Gignac ante Toluca? Especialista explica lo que vivió el goleador de Tigres

El delantero de Tigres se tendió en la cancha del Volcán al finalizar el duelo ante Toluca, debido a que sufrió mareos.

Gignac se sintió mareado al final del partido. (Foto: Mexsport)

Jessika Méndez

Las alarmas de encendieron entre aficionados de Tigres, luego de no saber el porqué su goleador André-Pierre Gignac había terminado en el césped del Volcán tras la victoria ante Toluca.

En ese momento en la cancha, al sonar el silbatazo final, el francés se recostó y el cuerpo médico tuvo que llegar a apoyarlo, después de un breve lapso de tiempo, Gignac pudo levantarse e irse a casa sin problema.

La única información brindada de forma oficial era que el Bomboro había sufrido un mareo, y el mismo jugador señaló estar bien, y que se le había aplicado suero intravenoso.

¿Cuál pudo ser la razón del mareo de Gignac?

Mediotiempo tuvo comunicación con un médico especialista en el tema y que conoce bien el trabajo que se realiza en el club felino, esta fuente explicó lo que pudo haber provocado ese mareo del Bomboro, algo que no sería de gravedad para el líder de goleo de la Liga MX.

Y es que señala que son reacciones vagales que pueden darse en los deportistas que trabajan a gran intensidad y de pronto se frenan, pues cae la presión arterial y la frecuencia cardíaca; además, un entorno extremadamente cálido como se dio este sábado en Nuevo León con 38 grados de temperatura a la hora del partido, colabora para que hayan mareos sin necesidad de que exista una deshidratación, ya que puede darse una vasodilatación; es decir, la sangre se acumula en las piernas y provoca el bombeo incorrecto para su oxigenación.

Pudiera pensarse que otra razón del mareo fuera un golpe de calor, pero el médico considera que es la opción menos viable, ya que no existe suficiente tiempo para que diera una deshidratación tan extrema.

"Son deportistas que están haciendo su máximo esfuerzo y al frenarse inmediatamente puedes sentir mareo; al frenarse cae la presión arterial, cae la frecuencia cardíaca y el retorno venoso de las piernas, que es donde se acumula más sangre tarda en llegar al corazón, el retorno venoso pasa a los pulmones para ser oxigenada, pero se disminuye ese retorno venoso al bajar la presión y la frecuencia cardíaca; entonces, la sangre que pasa a los pulmones es menos y esa poca sangre pasa al cerebro y el cerebro es muy sensible, es cuando la persona se siente mareada; a eso se le llama gasto cardíaco disminuido". 
"En conclusión, cuando se para la persona bruscamente, ya no bombea sangre los músculos al corazón, entonces sale poca sangre oxigenada de los pulmones, es lo que frecuentemente ocurre", explicó el médico especialista en el deporte, subrayando que esto hasta sucede cuando se realizan pruebas de esfuerzo en bicicleta o banda sin fin, y en atletas de cualquier edad, incluso en niños.

Golpe de calor, poco probable

Los futbolistas profesionales están en constante hidratación, antes del partido, en el lapso que se da deteniendo el encuentro en cada tiempo, en el descanso y al final, por lo que la opción de golpe de calor o deshidratación se analiza como poco probable.

"El golpe de calor se puede asociar con una respuesta vagal, la persona se deshidrata y entonces al perder líquido, al sudar mucho, de repente se marea, entonces en lugar de sudar, la piel se torna seca y caliente, ya es una situación extrema de deshidratación. La persona perdió mucho líquido". 
"Por los tiempos, era muy poco el tiempo para que hubiera una deshidratación moderada, no daba el tiempo para eso, porque ellos antes de empezar el partido se hidratan bien, y a los 20-25 minutos hay la rehidratación, en este caso es el clima cálido porque puede generar provocar una vasodilatación muy importante, que puede producir la reacción sin que la persona ande deshidratada, se acumula la sangre en las piernas", agregó.

La fuente recordó que esto ocurrido con Gignac alguna vez le pasó a Tito Villa cuando se quedó tendido en el Azteca y a Jürgen Damm, ambos cuando eran jugadores de Tigres.

¿Es peligroso?

"No es peligroso, cuando una persona se siente mareada, lo mejor es detenerse y levantar las piernas para que el retorno venoso sea más rápido, que la sangre llegue rápido al corazón", aconsejó.


NOTAS MÁS VISTAS