Capello llenó de anécdotas el ‘exDraft’ y reveló qué no le gusta del Tri

Fabio Capello impartió la conferencia liderazgo y gestión de un club y selección en la Reunión Anual del Futbol Mexicano.
Capello llenó de anécdotas el ‘exDraft’ y reveló qué no le gusta del Tri. (Imago7)

Juan Martín Montes Zesatti

Dirigir a David Beckham, Zlatan Ibrahimovi y Wayne Rooney, y dirigir al Milan, la Roma, en Rusia o China permitió a Fabio Capello construir una carrera llena de anécdotas.

La de Antonio Cassano como gran jugador pero poco centrado, hasta la de su problema de comunicación en la selección rusa fueron historias que el italiano compartió durante una conferencia en el segundo día de actividades de la Semana del Futbol de la Liga MX.

El extimonel del Real Madrid enfocó su charla en el liderazgo, convencido de que no es fácil dirigir figuras, y aún al tanto de lo que sucede en el mundo del futbol, al grado que aseguró haber visto los últimos dos amistosos de la Selección Mexicana.


“Hay una cosa que no me ha gustado, es algo que yo como ‘opinionista’ de la Champions League en Italia he dicho siempre: no es posible que el portero toque 30 balones y el delantero 5”, señaló. “Porque hay que recuperar balones y ponerlos arriba”.

Ícono del futbol mundial, Capello recordó sus inicios, cuando el legendario Helenio Herrera fue quien le mejoró la técnica. Luego fue él quien hizo lo propio con jugadores como Ibrahimovic, a quien se refirió como el delantero “impresionante” que a la fecha sigue rompiendo los vidrios detrás de las porterías.

“Ibrahimovic, lo conocéis, llega a la Juventus y yo lo ficho; cuando lo fiché, el Ajax me hizo un regalo porque pagamos muy poco. Lo había visto en un amistoso en Berlín y me dijeron hay que fichar a este chaval”, recordó.

Su audiencia fueron entrenadores y directivos de clubes de la Liga MX y Ascenso MX, quienes al final le cuestionaron sobre los conceptos que le permitieron “respirar” en el Real Madrid el aroma de equipo más popular del mundo.

Capello recordó que lo más complicado fue su participación con la Selección rusa, así como su experiencia con el Jiangsu Suning por los problemas de comunicación y la necesidad de traductores, experiencias que aceptó, según aclaró como si hiciera falta, no porque necesitara dinero.


NOTAS MÁS VISTAS