Desde el vestidor

Joya de México es buscado por otra Selección del continente americano

Francisco Arredondo

MANEJO DE PARTIDO

Solo en el vestuario de Cruz Azul entendieron o trataron de comprender la determinación del técnico Juan Máximo Reynoso de dejar de inició en la banca a dos de sus tres referentes más importantes: el uruguayo Jonathan “Cabecita” Rodríguez y Orbelin Pineda, en el partido de ida ante Toluca.

Nadie externo a la intimidad celeste daba crédito ni comprendía porqué el peruano había decidido esa arriesgada estrategia para medirse ante los mexiquenses en el Estadio Nemesio Diez. Un puñado de aficionados celestes que estaban detrás de la banca del visitante, se preguntaban dónde estaban el goleador uruguayo y el guerrerense.

La sorpresa fue para todos, incluidos “Cabecita” y Orbelin, quienes se fueron a la zona de los suplentes junto al resto de sus compañeros en espera de la oportunidad para ingresar, porque física y medicamente estaban y están en óptimas condiciones, ya que en ese renglón el área médica que encabeza Juan José Pérez, los tiene a todos a punto.

Tras sondear entre las entrañas cementeras, la respuesta fue inmediata, hasta llena de confianza de que esta determinación se tenía debidamente calculada, se trataba simplemente de un manejo de partido pese a todas las ventajas que se podría estar dando a un rival con hambre y ambición por llegar a las semifinales del Guard1anes 2021.

El resultado de esta rotación ya es conocido, se marcharon del Infierno rojo con el marcador en contra por 2-1 y con la sensación de sus aficionados de que se podría consumar un fracaso más en su intento por romper la sequía de títulos de liga, una vez más como sucede desde hace casi 24 años, esos fantasmas comenzaron a rondar a los celestes.

Para este sábado cuánto valdrá seguir con rotaciones, manejo de partido o correr riesgos que parecen innecesarios, en ese partido decisivo en la vuelta de los cuartos de final, ante unos Diablos que llegaran al Estadio Azteca con la misión de asegurar la eliminatoria.

LOS TUZOS, FELICES CON LA REPESCA

El criticado formato de competencia en la Liga MX con la fase de reclasificación, y que se mantendrá al menos por los próximos dos años, se podría alargar quizá por más tiempo, ya que tiene el consentimiento de varios de los clubes del Máximo Circuito, entre ellos los Tuzos del Pachuca.

Los hidalguenses pretenden proponer en la próxima Asamblea de Dueños que este sistema de competencia se mantenga sin fecha de caducidad, ya que les ha permitido tener una importante inyección económica para tratar de subsanar los golpes financieros generados por la pandemia del Covid-19.

BUSCADO POR CUBA

La sensación atlista Ozziel Herrera no sólo esta convertido en una opción para las selecciones menores de México, sino que desde Cuba hay visores que le siguen con la esperanza de convencerlo, para que en algún momento quiera ser parte de los representativos isleños de futbol.

Ozziel nacido en Culiacán, Sinaloa, es hijo del subcampeón olímpico en Barcelona 92, el cubano Héctor Herrera, una de las glorias del deporte caribeño, quien llegó a México contratado como entrenador por la Conade en tierras sinaloenses.

Los directivos del deporte cubano suelen hacer un seguimiento puntual de los hijos de sus figuras deportivas que radican fuera de su territorio, y en esas visorias se percataron de la calidad y rendimiento de Ozziel. De hecho, se habrían comunicado con su progenitor, pero la respuesta fue que el atlista, es mexicano y jugaría sólo con el Tricolor.