'Fastidiaré hasta el final a los no vacunados'; presidente de Francia 'declara guerra'

El presidente de Francia amenazó públicamente a aquellos mayores de 12 años que se han negado a vacunarse.

Emmanuel Macron, presidente de Francia. (Reuters)

Editorial Mediotiempo y AFP

Claro y contundente como probablemente ningún líder mundial lo ha sido a dos años de que se desató la pandemia del coronavirus, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, declaró públicamente que piensa "fastidiar hasta el final" a todos aquellos que no se han vacunado contra la COVID-19.

Justo cuando los diputados franceses debaten una ley de pasaporte sanitario que restringiría muy significativamente sus libertades ante un pico inaudito de contagios con más de 270 mil casos en 24 horas, el mandatario dejó claro que la vacunación es la única manera de acabar con el problema sanitario en su país y a nivel global.

"A los no vacunados tengo muchas ganas de fastidiarlos y eso continuaremos haciendo hasta el final. Es la estrategia que tengo como líder", declaró Macron en una entrevista concedida al diario local Le Parisien.

La controversia generada fue tal que la sesión terminó suspendiéndose poco después de la medianoche del martes, lo mismo que había ocurrido en la víspera, retrasos que ponen en riesgo el calendario del gobierno francés.

"Un presidente no puede realizar el tipo de declaraciones que ha realizado", dijo Christian Jaboc, presidente del grupo parlamentario conservador de Los Republicanos. "No puedo respaldar un texto que busca fastidiar a los franceses", agregó.

¿Qué es el pasaporte sanitario?

Lo que pretende el gobierno francés encabezado por Emmanuel Macron es que los franceses mayores de 12 años sin vacunar no podrán ir a restaurantes, museos, gimnasios, cines ni usar ciertos transportes aunque presenten un test de diagnóstico negativo. Para eso servirá el pasaporte sanitario, que será el único documento con validez oficial para poder hacer la vida con normalidad.

El objetivo del gobierno es que esta ley sirva para presionar más a los cerca de cinco millones de franceses de más de 12 años que aún no están vacunados, sobre una población total de 67 millones.

"La casi totalidad de la gente, más del 90%, se ha sumado a la vacunación y es una pequeña minoría que es refractaria", dijo Macron. "¿Cómo reducimos esta minoría? La reducimos, perdón por decirlo así, fastidiándola todavía más", añadió.

NOTAS MÁS VISTAS