¿Por qué se llama Baby O la discoteca de Acapulco?

Conoce los inicios de la emblemática disco de Acapulco.

En los inicios de la famosa discoteca. (ADN cultura)

Editorial Mediotiempo

El emblemático antro de Acapulco el Baby'O, fue incendiado la noche del 29 de septiembre de 2021 y con él se fueron miles de noches de diversión, anécdotas con famosos y una tradición obligada en el puerto de Acapulco.

Aunque el actual dueño Eduardo Cesarman, asegura que el incendio fue provocado y que el centro nocturno es pérdida total, los daños afortunadamente han sido materiales.

Pero para recordar buenas épocas y dejar a un lado el lamentable accidente te contaremos lo que muchos no saben, la historia de por qué se llama Baby'O.

El “Baby’O donde ves y te ven”,  el lema de la famosa discoteca desde hace casi 50 años. Y entre sus famosos recurrentes estuvieron Luis Miguel, Michael Jordan, Carolina de Mónaco, Ringo Starr, Pierce Brosnan, Julio Iglesias, Elizabeth Taylor y muchos más.

Todo inició en la semana santa de 1976 cuando el cardiólogo Teodoro Césarman y su hijo Eduardo visitaron en Acapulco la disco Le Jardin.

Ahí, uno podía ver a Rod Stewart tomar champaña con su mujer Alana, bailar al Padrino del Soul James Brown o a Gloria Gaynor palomear entre amigos "I Will Survive". Eduardo, adolescente, administrativo de un banco, dijo a su padre: "Me encantaría tener una disco en Acapulco". "Busca un socio con un terreno -le contestó don Teodoro- y te ayudo con los permisos". Al volver al DF (ahora CDMX), Eduardo supo que su amigo Lalo del Mazo poseía un terrenito en esa ciudad", así fue como todo comenzó, narra la revista Quién en una de sus ediciones.

"Una noche, en la disco Skyros de Tecamachalco, Lalo le presentó a un vecino que también quería un antro, el joven músico Rafael Villafañe. Al día siguiente los tres viajaban a Acapulco para conocer el terreno de la naciente colonia Costa Azul. Aunque apenas alcanzaba 700 m2, les gustó. De inmediato, los padres de Rafael y Eduardo acordaron apoyarlos con la inversión inicial. Faltaba un nombre"
"De paseo, camino a un rancho de Hidalgo, Rafael puso una cinta en la casetera de su Mustang 70. Y sonó un tema de amor de Dean Martin: "Baby'O", de 1962. "¿Por qué no le ponemos Baby'O?", preguntó Rafael. Eduardo no lo contradijo. "Un rato después -dice Eduardo, alucinamos que la entrada sería por la letra O"", recordó dicha publicación.


NOTAS MÁS VISTAS