Pinocho, ¿cuál es la oscura historia detrás del clásico animado de Disney?

Antes de filmar la película animada que se estrenó en 1940, Disney realizó una adaptación al cuento de Collodi.

Pinocho tiene una historia de fondo. (Foto: Disney)

Editorial Mediotiempo

Esta es la historia real de ‘Pinocho’, el cuento italiano de Carlo Collodi que Disney transformó por completo en sus películas animadas.

La historia de Pinocho habla de una marioneta que cobró vida y se le presentaron varias anécdotas para luego convertirse en un niño de verdad.

Disney llevó a la pantalla grande en la década de los cuarenta esta historia animada, la cual es diferente a la del escritor italiano, Carlo Collodi, en su cuento ‘Le avventure di Pinocchio’ de finales del siglo XIX. 

¿De qué trata Pinocho?

Publicada por partes en la revista infantil Giornale per i bambini entre 1881 y 1882, ‘Las aventuras de Pinocho’ sigue la historia de un pedazo de madera que pide a un carpintero de la Toscana no ser convertido en la pata de una mesa.

Ante la sorpresa, el maestro decide deshacerse del trozo y cederlo a Geppetto, su vecino y compañero de oficio que busca hacer una marioneta. Esta termina cobrando vida y escapando de casa con sus nuevas piernas. 

Collodi presenta a la marioneta en libertad como un muchacho rebelde e indispuesto a escuchar a su consciencia, representada por un grillo parlante; se mete en situaciones horribles, casi muere quemado, se convierte en burro, lo acusan de robo y lo traga un tiburón, el cual se había comido a su padre.

Pinocho entiende la lección, sale del tiburón y salva a su padre. Después se convierte en un niño de verdad. Más tarde, Collodi había decidido cerrar la historia con algo cruel, ahorcado por unos asesinos.

Miles de personas pidieron que se le diera otra conclusión a la historia., por lo que la revista que publicaba los capítulos escribió “Pinocchio sigue vivo” y “con muchas historias simpáticas por contar”; el escritor aceptó cambiar el cuento. 

Disney decidió construir una fábula aleccionadora pensada en los infantes, se cambiaron asuntos crueles, pero la idea de una nariz que crece con cada mentira se mantuvo.



NOTAS MÁS VISTAS