Con el Chaco como ‘padrino’, Vilar vivirá un entrañable reencuentro azulgrana

El ex portero de Atlante, Morelia, Atlas y Xolos enfrentará a los Potros como entrenador del Cancún FC, equipo que dirigió el torneo pasado el Chaco Giménez, con cuya carrera Vilar guarda muchos puntos en común.

Vilar tomó el lugar del Chaco en Cancún FC. (FOTO: Mexsport/Imago7)

Juan Martín Montes Zesatti y Mediotiempo

Entre las pocas alegrías que la pandemia le ha permitido al futbol está el regreso del Atlante a la capital del país para reencontrarse desde hace un par de partidos con su afición en el Estadio Azulgrana, donde este jueves además recibirán una visita estelar.

Capitán de los Potros en la última época dorada del club, la del título en el Apertura 2007 y el Mundial de Clubes del 2009, Federico Vilar será rival del equipo azulgrana como director técnico del Cancún FC, equipo que tomó luego de que el semestre pasado lo dirigiera el Chaco Giménez, quien no se guardó los consejos para su compatriota y ex arquero.

“Habrá mucho en este juego desde lo sentimental, porque somos personas que hemos vivido cosas realmente muy intensas con la institución y eso no lo dejo de lado porque creo en la pasión, creo en los clubes, creo en la forma de desarrollarnos dentro de los mismos y va un poco de la mano con los valores que tengo para mi vida”, contó Vilar a Mediotiempo.

Defensa de Pumas Tabasco será el reemplazo para Johan Vásquez en primer equipo

Tras su retiro de las canchas en 2016, Vilar se fue cuatro años a su país para trabajar en su cuna, el Club Atlético Argentino Rojas, donde lejos de los reflectores se dedicó a fortalecer un semillero integral, aunque siempre con el pendiente de volver al futbol mexicano, del que asegura siempre se ha sentido parte.

Convencido de que su lugar ya son los banquillos, el ex portero de cualquier modo es cauto y no futurea demasiado pues cree que una eventual dirección técnica en Primera División será producto del trabajo.

“Me siento muy bien dentro del campo de juego, creo definitivamente que es en el lugar en el cual quiero estar”, añadió. “Lo que venga después será parte de todo este proceso y este camino que iremos descifrando con el correr del tiempo”.

EL CHACO FUE SU ANTECESOR Y TAMBIÉN CONSEJERO

Satisfecho por el plantel que tiene en Cancún, donde precisamente ganó el título del Atlante porque ahí jugaron los Potros entre ese 2007 y el 2020, Vilar relata que uno de sus primeros consejeros fue el Chaco Giménez, a quien lo une una trayectoria similar.

Ambos surgidos de Boca Juniors y figuras de su tiempo en el futbol mexicano, también tuvieron al equipo de Cancún en la Liga de Expansión como su primera experiencia en los banquillos.

“Hay muchos puntos en común, pero en lo que se refiere al equipo, Christian dejó un equipo muy bien trabajado, con un montón de cuestiones que nosotros seguimos aplicando por estilo y por los jugadores que están en el plantel, y también me comuniqué con Christian después de que asumí el equipo y hablamos un montón de los jugadores, me abrió un montón el panorama”, relató.

Vilar acepta que la perspectiva panorámica del portero y su característico rol de capitán en equipos como Atlante, Morelia, Atlas y Xolos le sirven para haberse forjado un perfil de entrenador, aunque también destaca el aprendizaje de los últimos cuatro años en el futbol amateur de su país natal.

En ese sentido, busca que su propuesta futbolística sea una mezcla de la dinámica del futbol mexicano con la intensidad del argentino, sobre todo por lo aprendido en sus años de canterano xeneize y en sus días como pupilo de estrategas como el Piojo Herrera, el Profe Cruz y Tomás Boy.

“Todas esas cosas ayudan, hacen a mi forma de sentir este deporte, creer siempre en lo colectivo por sobre lo individual”, manifestó. “Para mí es un placer estar dentro del futbol mexicano, volver al profesionalismo después de tantos años de preparación y de ir buscando un rumbo en esta etapa post-jugador”.

Afortunadamente para él, una de sus primeras experiencias en esta etapa será visitar al equipo que lo encumbró en el futbol mexicano, precisamente en un estadio que los Potros volvieron tradicional antes de que fuera el Estadio Azul, donde esta vez seguramente habrá un recibimiento cariñoso, pues el Atlante ha jugado con público desde el inicio de este torneo.

“Es un agradecimiento eterno el que voy a tener a la gente de Atlante, a todos los que conforman el equipo porque las manifestaciones de cariño siempre han estado y el cariño es recíproco en todo momento”, aseguró.

NOTAS MÁS VISTAS