Venciendo obstáculos, el Místico Pereyra va por su primera Final con Cimarrones de Sonora

El argentino, exjugador de Atlante, conocía a fondo al club, pero la realidad fue distinta debido a varios factores que pudo superar.

Gabriel Pereyra dirigirá su primera final con Cimarrones. (FOTO: Edgar Aguilar/mediotiempo)

Juan Manuel Figueroa y Mediotiempo

En plena pandemia de la covid-19, Gabriel Pereyra le dio el sí a la directiva de los Cimarrones de Sonora para tomar la dirección técnica del equipo en la Liga de Expansión. El “Místico”, que hoy se prepara para disputar la Final ante el Atlético Morelia, había estudiado al cuadro norteño, por lo que no dudó en asumir el reto, pero a su llegada se encontró con un auténtico “infierno”.

Y esto no era solamente por las altas temperaturas de Hermosillo, Sonora, sino por el estado físico de algunos jugadores, resultado de la inactividad por la pandemia, además de un sinfín de elementos que tuvo que ir acomodando para lograr el éxito deportivo.

“Fue muy complicado al principio porque aparte recibíamos a chicos con exceso de grasa, con mucho tiempo sin jugar, previniendo lesiones, fue también algo atípico. Fuimos el primer equipo que regresó a los entrenamientos, que tenía todos los protocolos listos para poder comenzar y eso hizo que se vaya fluyendo, todo se haga más fácil, y sí, al llegar, todo el camino ha sido muy lindo. Porque hasta las cosas malas nos han fortalecido para poder disfrutar este momento”, recordó Pereyra en entrevista con mediotiempo.

¿Cuándo comienza la Liguilla 2022? Horarios y canales de los partidos de Cuartos de Final

Fue para agosto del 2020 cuando Pereyra y su grupo de trabajo comenzaron esta aventura que a casi dos años de arrancarla pelean por el primer título en Liga de Expansión, y este miércoles abren la Ida en casa ante el Atlético Morelia, cerrando el sábado por la tarde en territorio purépecha.

“Yo tenía muchas ganas, quería comenzar en la Liga de Expansión, sabía que tenía que estar presente en algún equipo; cuando salió el llamado de Cimarrones, lo estaba analizando, ya venía vislumbrado, cuando me llamaron se asombran de todo lo que yo conocía, conocía prácticamente todo, donde entrenaban, los jugadores, el calor, las distancias, los rivales, los resultados, eran las ganas que yo tenía por estar en este equipo, y sí fue mucho cambio al principio”, añadió.

El helado derretido, la primera anécdota de la aventura sonorense

Tras dar el sí y prepararse para el Apertura 2020, Gabriel Pereyra armó su cuerpo técnico. incluyó al ex defensa de Jaguares de Chiapas y Querétaro, Miguel Martínez, a quien le contó cosas buenas de Hermosillo y se encontraron con un clima muy adverso.

“Cuando bajamos del avión (nos pegó) el calor, llegamos en la peor época, en pleno verano. Tenemos una anécdota muy linda con Miguel Martínez, lo convenzo para que venga con nosotros: ‘la ciudad está hermosa ‘Negro’, vamos a vivir muy bien’, y cuando bajó y el calor que hacía me decía ‘¿a dónde me trajiste?, aquí no se puede vivir’. Vamos por un helado, a charlar un poco, salimos a comprar el helado y se derretía el helado, del calor que hacía.

Desde su llegada, Pereyra le cambió la cara al equipo de Cimarrones y los metió a la pelea por el título, pero nunca había estado en la Final, su logro máximo fue unos Cuartos de Final en el 2021.

“Me siento muy bien, realmente luché mucho como para estar en esta situación, seguí insistiendo, fueron días difíciles aquí en la institución, donde teníamos todos, tenemos una estructura deportiva muy buena y no se conseguía la oportunidad de estar en una Final, ahora la estoy disfrutando y viendo que la gente corriendo checando los últimos detalles para que sea una linda Final”, expresó.

Un ‘Místico’ Lavolpista

En su andar por el futbol mexicano, a donde llegó en el 2005 procedente de Argentina, Gabriel Pereyra le aprendió a técnicos como Rubén Omar Romano, José Guadalupe Cruz y hasta a José Luis Sánchez Solá.

“Yo realmente fui una esponja, a todos les absorbí todo. A los que yo consideraba que tenían acciones malas conmigo como jugador, aprendí a no hacer eso. Siempre se aprende, con más coincido es con Rubén Omar Romano, ojalá me pueda parecer a él, es un maestro, es una persona que tácticamente está muy preparada”, consideró.

“También tuve a ‘Chelís’, la parte motivacional que tiene es la más que hay en México, te saca a jugar y parece que vas a jugar contra el Barcelona, a todos se le aprende. Al Profe Cruz, el Atlante nuestro jugaba contra las potencias y éramos protagonistas, dominábamos, éramos ofensivos. Wilson Graniolatti es otro, de la llamada escuela Lavolpista, que si me escucha Toño García se enoja, porque dice que es la escuela atlantista.

Cimarrones fue octavo puesto con 24 puntos, Atlético Morelia cuarto con 27, y por eso la Gran Final se cierra en Michoacán; la Ida será este miércoles a las 21:00 horas en el Estadio Héroes de Nacozari, en Hermosillo, Sonora.

NOTAS MÁS VISTAS