‘Aficionados escondían la playera por la sequía de títulos’; Adolfo Ríos y su campeonato con América

Luego de 13 años de sequía, las Águilas se coronaron en 2002 y Adolfo Ríos recuerda cómo los aficionados festejaron y dejaron atrás la humillación de no ser campeones

Adolfo Rios festeja un triunfo con el América en 2002. (FOTO: Mexsport)

Édgar Malagón Medel y Mediotiempo

Los festejos de los 105 años del América siguen a flor de piel y dentro de toda esa historia, Adolfo Ríos también ha sido parte de ella. Como portero titular en 2002 le tocó ser campeón y aportar con su labor bajo los tres postes para romper una racha de 13 años de sequía azulcrema, la cual provocaba muchas burlas contra los aficionados.

Por aquellos años América había terminado la década de los 90 sin un solo campeonato y el americanismo no pasaba su mejor momento cuando Manuel Lapuente, como DT, comenzó a trabajar con un equipo donde destacaban Ríos, Duilio Davino o Iván Zamorano, que también fue clave para terminar la sequía.

“Ese torneo era gol de oro, tuvimos esa bendición, con el gol del Misionero Castillo, de coronarnos. La verdad que fue una cosa irreal, ver a la gente cómo gritaba, cómo brincaba, el estadio (Azteca) temblaba con la emoción de ese campeonato después de 13 años de estar en sequía, 13 años de que tanta gente prácticamente se escondía la playera por el tema de burlas y acoso de los demás aficionados, fue una liberación y fue una bendición para nosotros”, contó Adolfo Ríos a Mediotiempo en entrevista.

El actual director deportivo de Gallos de Querétaro llegó como jugador al América en el 2000 y se consolidó como uno de los titulares del cuadro azulcrema, que dos años después derrotó a Necaxa en la Final del Verano 2002 con un gol en tiempo extra de Hugo “Misionero” Castillo que dejó el marcador global 3-2.

El directivo felicitó al club por su aniversario 105 y rememoró su paso en el equipo con más títulos de la Liga MX con 13.

América, el más grande de México: Adolfo Ríos


“Pues son 105 años, felicidades al Club América, el club más grande de nuestro país. Cuando me toca llegar a América tenía en ese entonces 11 años de no haber sido Campeón. Dos años después, cuando América tenía 13 años de no salir campeón tuvo la bendición de terminar con la sequía”, dijo.

“Desde que llegué el primer torneo, la primera pregunta que me hicieron fue: Adolfo, ¿qué opinas de que llevas 11 años sin ser campeón? Yo dije: ¿11 años?, si apenas acabo de llegar. La cuestión es lo que representa estar en un equipo de esa magnitud y la alegría que se tiene de ser campeón. Eso es lo que se aspira en todo momento, llegar a ser el mejor y no va a ser diferente en el trabajo que están desempeñando”.

Adolfo Ríos busca actualmente darle protagonismo a Gallos como directivo en su nueva etapa dentro del club queretano.

NOTAS MÁS VISTAS