Atletas Campesinos, el equipo que sin saberlo se adelantó a la mercadotecnia en México

Un tractor gigante en el pecho fue su manera de innovar el mercado de la Primera División, aunque eso le haya costado la existencia.

Atletas Campesinos lucía un tractor en el pecho y eso fue interpretado como publicidad.

Eric Fong

Hoy en día, ver publicidad en los uniformes de los equipos de futbol es lo más común, aunque no lo más estético. Millones de dólares se gastan por un espacio en los jerseys, pero hubo una ocasión en el futbol mexicano que esto fue castigado a tal grado que terminó con la venta de una franquicia que pintaba para ser histórica: Atletas Campesinos.

Para la temporada 1980-81, un extraño equipo ascendió a Primera División, tenía una sede (en ese entonces) nada futbolera como Querétaro y por si fuera poco, tenía un tractor gigante en el pecho, lo cual no cayó bien en la Federación Mexicana de Futbol.

El argumento de la FMF era que violaban el reglamento al traer publicidad, pues aunque era una abstracción de su escudo, para ellos hacía una clara referencia a la empresa John Deere, una compañía que fabrica tractores y tenía negocios con Armando Presa Fernández, dueño del equipo.

Presa se defendía argumentando que si la UNAM, UAG y U de G tenían sus logos en el frente de la playera, por qué ellos no podrían hacer lo mismo; argumento que solo le causó más problemas y, curiosamente, malos arbitrajes.

Así, arrancaron su peregrinar en Primera División con 1 triunfo y 5 derrotas, lo que costó la salida del técnico Jesús Trelles. Su relevo fue el uruguayo Roberto Matosas, quien así comenzó su andar como técnico en México.

Le presión fue tal, que Presa fue prácticamente obligado a vender/ceder el equipo el 30 de octubre de 1980, con la única condición de que el equipo mantuviera su nombre y sede.

El nuevo dueño del equipo era Anuar Maccise Dib, quien decidió remover el tractor gigante y adoptaron las franjas azul con negro, mismas que heredaron los Gallos Blancos.

El gusto en Querétaro apenas duró dos temporadas, pues finalizando la campaña 81-82,  decidieron vender la franquicia al Sindicato de Trabajadores de Petróleos Mexicanos, que mudó el equipo a Tampico, plaza donde acababa de descender su escuadra, rompiendo lo establecido con Presa en la primera venta.

Pero, muy al estilo mexicano, no se podía tener otro equipo de nombre Tampico, decidieron darle una gran variante y nació el Tampico Madero, escuadra que combinó jugadores de Atletas y del equipo recién descendido.

Esto ocasionó el inicio de un litigio promovido por Armando Presa el 7 de octubre de 1982; de acuerdo al semanario Proceso, el expediente 507/87 estaba constituido por dos voluminosos tomos, donde se demandaba a la Femexfut, los hermanos Anuar y Emilio Maccise (así como sus empresas), a los clubes Nacional de Atletas Campesinos, Deportivo Atletas Campesinos y al Deportivo Social Tampico-Madero.

Con el tiempo, de acuerdo a informes de Proceso, Presa se desistió de prácticamente todo menos de su preocupación original:  "lograr que la Federación y el equipo de los petroleros acaten el restablecimiento de la situación anterior al día 30 de octubre de 1980", fecha en que por 15 millones de pesos cedió sus derechos sobre los Tractores, incluyendo "la franquicia, explotación del equipo profesional de Primera División, así como todas las concesiones del Estado y las cartas de los once jugadores del Club Nacional Atletas Campesinos, SA, que iniciaron el primer partido de la Temporada 1980-81”.

¿DESDE CUÁNDO HAY PUBLICIDAD EN LOS JERSEYS DE FUTBOL?

Aunque en 1973, el Eintracht Brunwick de la Bundesliga se convirtió en el primer equipo alemán con publicidad en la playera, era una práctica que no era nada común en esos tiempos. En aquel año, el conjunto alemán atravesaba una complicada situación económica, por lo que sus socios decidieron aceptar la propuesta de Jägermeister y por 100 mil marcos al año portaron la imagen de la bebida alcohólica en su pecho.

En 1981, la Real Federación Española autorizó la publicidad en los jerseys, siendo el Racing de Santander el primer ibérico en portarla, fue en un partido como visitante ante el Real Madrid el 27 de diciembre de ese año. El club merengue portó publicidad hasta 1982.

LOS NÚMEROS DE ATLETAS CAMPESINOS EN PRIMERA DIVISIÓN

En solo dos temporadas en el Máximo Circuito, Atletas acumuló 76 partidos, en los cuales cosechó 26 victorias, 18 empates y 32 descalabros.

Fue lugar 17 en la 1980-81 y ocupó el puesto 11 en 1981-82. Su máximo goleador fue la leyenda ecuatoriana Ítalo Estupiñán, quien marcó 18 goles en su única temporada con el club, pues para la 81-82 pasó a formar parte del Puebla.

ATLETAS CAMPESINOS E INTERNACIONALES

Aunque la historia del equipo queretano es de apenas dos temporadas, en su haber pueden presumir que tuvieron partidos de corte internacional.

El 4 de diciembre de 1980 perdieron con el Spartak de Moscú, de la entonces Unión Soviética. El 30 de diciembre de ese mismo año empataron 1-1- ante un conjunto llamado Selección de Bavaria (escuadra amateur de Alemania Federal); su único triunfo internacional fue ante el Atlético Cerro de Uruguay el 6 de septiembre de 1981 (3-2).

NOTAS MÁS VISTAS