'Tuve que rogarle'; el suplicio de Zague con Azcárraga para que lo liberara del América

En palabras de Zaguinho, recordamos el día que le rogó a Emilio Azcárraga que le regalara su carta como futbolista al ser desechado del América.

Zague, máximo goleador del América en su historia. (Mexsport)

Editorial Mediotiempo

Es el máximo goleador en la historia del América, a quien el club parece nunca le ha dado el lugar que merece, no solo por la falta de grandes homenajes y reconocimientos. Desde su época de jugador con las Águilas, Zague tuvo que suplicarle -literalmente- a Emilio Azcárraga que le regalara su carta como jugador para buscar equipo.

Luis Roberto Alves vivió su primera experiencia fuera de las Águilas al ser enviado a préstamo al Atlante para la Temporada 1996-1997, en la que metió 17 goles. En Coapa se le dio una segunda oportunidad al año siguiente, pero ni siquiera su estatus de leyenda le dio una salida digna. Lo volvieron a mandar a los Potros de Hierro y ahí fue cuando Zague le rogó a Azcárraga Jean que le dejara libre.

"El entrenador era Carlos Reinoso y los directivos eran Alejandro Burillo y Miguel Couchonal porque era el tiempo del Comité de Futbol de Televisa que manejaba al América, Atlante y Necaxa. Cuando me dan las gracias (del América en 1998) regreso al Atlante (segunda etapa), pero tuve problemas contractuales porque no me querían pagar y dejé de jugar seis meses", contó el exfutbolista en el canal de YouTube de Luis García y Christian Martinoli. 
"Al dueño actual del América le imploré, le supliqué, le rogué que me regalara mi carta para poder buscar equipo. De tanto insistirle, finalmente me regaló la carta para liberarme y termino firmando contrato con el Necaxa (año 2000)", añadió.

La oferta del Porto que América mandó 'al caño'

En el primer lustro de los 90's, cuando ya era figura de la Selección Mexicana y con tremenda historia con las Águilas, a Zague le hicieron una oferta del futbol portugués que, junto a su padre, presentó ante el entonces presidente del equipo para buscar cumplir su sueño europeo.

Para su sorpresa, no solo le negaron salir. Emilio Diez Barroso lo amenazó con "romper el contrato y echarlo al escusado" si seguía insistiendo con la posibilidad de emigrar, algo que en aquel tiempo era aún más complicado que en la actualidad.

"Tenía como 24 años, ya tenía seis años en el América y se acercó el FC Porto. Tenía ganas de irme porque estaba la posibilidad a través de un promotor llamado Nicola Gravina. Hablamos con el presidente, Emilio Diez Barroso, y con Panchito Hernández para explorar la posibilidad, dando argumentos, pero Diez Barroso se puso medio efusivo, se calentó porque insistíamos en poderme ir".
"Recordemos que en aquel entonces pertenecías totalmente al club, tu carta era de ellos y era un problema. Ya Diez Barroso estaba encabronado y dijo: 'Si siguen con esto rompo tu contrato, lo tiro al escusado y a ver quién chingados te quiere'. Mi papá fue el que intercedió, le dijo que era una inquietud natural, pero que se podía compensar de manera económica y fue que recibí un aumento".

A partir del minuto 26:15, Zague cuenta las anécdotas

NOTAS MÁS VISTAS