Rubens Sambueza desea jugar junto a su hermano Fabián antes del retiro

El volante naturalizado mexicano dijo que aún quiere seguir jugando y quiere cumplir su contrato con Pachuca antes de reunirse con Fabián.

Jonathan Collazo

Su retiro de las canchas aún no tiene fecha. Y aunque a los 35 años ya ha visualizado su carrera fuera del terreno de juego, a Rubens Sambueza, quien cumple 16 años como profesional este año, aún le falta por cumplir un sueño: jugar junto a su hermano menor, Fabián, en un equipo de Primera División.

Su plan es cumplir el año y medio de contrato que le queda con Pachuca , y en caso de no renovar y no encontrar alguna oportunidad en otro equipo mexicano, buscará emigrar al futbol de Colombia, donde su hermano juega desde el 2016.

“Yo tengo un sueño que me gustaría cumplir, que es jugar con mi hermano en primera división, poder jugar con él en el club que esté. Porque obviamente cuando se me termine el contrato acá ya quedaría libre y trataría de buscar la posibilidad de jugar con mi hermano, sabiendo que tengo un poco de recorrido y puedo aportar al equipo donde esté él”, dijo en entrevista con Mediotiempo.


“Es un sueño que quiero cumplir, ojalá que se me pueda dar antes de retirarme del futbol profesional, y que mi padre, mi madre y toda mi familia estén orgullosos y nos vean jugar juntos, eso sería muy lindo”.

Sambu contó que en temporadas pasadas existió la posibilidad de que el Chino, quien juega en el Santa Fe de Bogotá, fuera fichado por algún equipo de la Liga MX, sin embargo la oportunidad no se llegó a cristalizar.

Tiene 31 años, cuatro años menos que Rubens, y juega como volante. Ganó dos ligas en Colombia con el Junior de Barranquilla y en este verano fue traspasado al Santa Fe de Bogotá.

“A México se había hablado en algunos clubes, pero al final no se dio la posibilidad. Por algo pasan las cosas, por algo los momentos que vive cada uno son diferentes, esperemos algún día encontrarnos y disfrutar del deporte tan lindo que es el futbol”, señaló.


“Él está en Colombia en el Santa Fe de Bogotá, también ha tenido una linda carrera, ha salido campeón, ha ascendido, y ahora que él es joven y yo que tengo mis últimos años dentro del futbol, por eso me gustaría jugar con él, poder convivir, compartir cancha, vestidor y todo lo que rodea”.

En Euquén, ciudad en la que nacieron y donde se criaron juntos hasta que Rubens cumplió 13 años, jugaron juntos pero solo como entretenimiento. Actualmente lo hacen con familiares en los días cuando coinciden en sus vacaciones.

“Él categoría 1988, le llevó algunos años. En Argentina estuvo jugando muchos años en la Liga de la ciudad Neuquén, en donde nací, después pasó a equipos de la categoría C, hasta que pudo ascender a primera división con el Club Temperley y ahí empezó su carrera y fue más reconocida.

“Nunca coincidimos, simplemente hemos jugado en las vacaciones entre nosotros, entrenar, practicar con amigos y familiares, como cuando éramos chicos”, finalizó.


NOTAS MÁS VISTAS