Así lo vimos, el partido histórico que podría ser invalidado entre Tigres y Atlas

Describimos lo que cada jugador hizo en el encuentro, aunque posiblemente todo quede borrado, puesto que Tigres tuvo una alineación indebida.

Tigres no pudo hacer el milagro, se quedó muy cerca. (Foto: Mexsport)

Editorial Mediotiempo

Tigres fue eliminado por Atlas por el global 5-4, tras una Semifinal de Vuelta que ganaron los felinos 4-2, con un gol en tiempo de compensación vía penal de los Zorros.

Este encuentro muy probablemente quedará invalidado, dando el triunfo al Atlas en la mesa, debido a una alineación indebida de Tigres en el segundo tiempo, al entrar Florian Thauvin por Hugo Ayala; aún así, te contamos cómo vimos el accionar de cada uno de estos jugadores protagonistas en el Volcán.

TIGRES

Nahuel Guzmán: tuvo muy poca actividad en el tiempo reglamentario, pero en la compensación del segundo tiempo perdió la cabeza, pateó un segundo balón a la cancha y se llevó la tarjeta roja; minutos antes, en el penal del Atlas que les dio el pase, hizo mucho tiempo e incluso se agachó como si estuviera llorando.

Javier Aquino: jugó todo el partido, se le vio con mucha movilidad en la banda; ganó la mayoría de los duelos con sus rivales. Tuvo pases acertados en su mayoría, por lo que fue blanco de faltas.

Hugo Ayala: estuvo sólo en el primer tiempo, cometió una falta y perdía la posesión del balón; según el técnico, se sentía con molestias en la espalda, por lo que salió de cambio, el movimiento que significaría la alineación indebida para Tigres, ya que sacó al mexicano por un extranjero, Florian Thauvin.

Igor Lichnovsky: estuvo todo el partido, recibió una tarjeta amarilla; regularmente perdía en sus duelos por suelo y aire, pero al final casi es el héroe al hacer el 4-4 del global.

Jesús Angulo: se mantuvo en todo el partido y terminó llorando, pues después de haber tenido una actuación aceptable, al 95' fue quien empujó a Aldo Rocha en el área para la pena máxima que significó el 5-4 global para el Atlas.

Guido Pizarro: ganó pocos duelos por aire y suelo durante todo el partido; tuvo llegadas de peligro, pero sus remates se iban por un lado. Al final, terminó con los guantes de portero puestos tras la expulsión de Nahuel Guzmán, pero nada tuvo que atajar.

Rafael Carioca: recuperaba el balón en media cancha, aunque perdió la marca de Julián Quiñones en el gol del 45' de acción; casi todos sus pases fueron acertados.

Luis Quiñones: tuvo un primer tiempo para el olvido, sus centros eran malos, perdía fácil el balón e intentaba tiros al arco en lugar de ceder a un compañero en mejor posición; ya en el segundo tiempo mejoró cuando tuvo a Florian Thauvin.

Yeferson Soteldo: jugó 87 minutos, Juan Pablo Vigón entró en su lugar; tuvo un 92 por ciento en sus pases acertados, fue clave en el ataque felino, incluso dos fueron pases claves para que se reflejara en el marcador; sin embargo, cuando Tigres estaba 4-4 en el global, pecó de soberbia, hacía cosas innecesarias que parecían burlas al rival como pararse arriba del balón.

Carlos González: pésimo partido de Charly que jugó 62 minutos; no acertaba pases, no ganaba duelos y cuando tuvo oportunidades de gol, mandó el balón para afuera, esto en tres ocasiones.

André-Pierre Gignac: el mejor de Tigres, no sólo hizo tres goles, dos de ellos por la vía penal, también fue el encargado de prender a la tribuna; su actitud inspiró a sus compañeros a levantarse. Tuvo seis tiros a puerta, pero al final antes del gol decisivo del Atlas, falló una muy clara.


Cambios...

Florian Thauvin: entró en el segundo tiempo, fue la clave del error de Miguel Herrera, se convertía en el noveno no formado en México en estar a la cancha, haciendo que la UANL tuviera alineación indebida. Sin duda su ingreso le cambio la cara al ataque felino, aunque tuvo una jugada clave que desperdicio queriendo hacerla de fantasía.

Nico López: entró por Carlos González al 62' y fue clave su ingreso, un penal no se le marcó, pero otro sí y así los felinos se ganaron un tiro desde los once pasos que seguía dándole vida. Generó mucho peligro.

Juan Pablo Vigón: entró al 87' por Soteldo, prácticamente para consumir tiempo y tratar de retener el balón el máximo de tiempo posible, pero no se pudo evitar el tanto del Atlas.


ATLAS

Camilo Vargas: si bien aceptó cuatro goles, dos de ellos de penal, pudo ser el salvador de su equipo, pues tuvo tres atajadas impresionantes que tenían etiqueta de gol.

Anderson Santamaría: cometió uno de los penales que le dieron a Tigres la oportunidad de levantarse, derribó a Nico López y así llevó el tercer tanto de Gignac; además cometió tres faltas más al verse superado.

Hugo Nervo: jugó todo el partido, pero no fue su noche, perdía el balón, no acertaba en sus pases y para colmo, cometió la falta que le dio a Tigres una pena máxima para su primer gol de la noche, anotado por Gignac.

Emanuel Aguilera: sólo jugó 20 minutos, ya que salió lesionado y su lugar lo tomó Aguirre.

José Abella: jugo todo el partido, tuvo 78 por ciento de efectividad en sus pases, la mayoría de sus centros y balones largos eran correctos, aunque no sirvió para reflejarse en el marcador.

Edgar Zaldívar: jugó todo el partido, pero no fue su noche; no tuvo gran cantidad de pases acertados, perdía el balón fácilmente e incluso, en los duelos de suelo y por aire, no solía ganarlos.

Aldo Rocha: jugó todo el partido y junto con Luis Reyes fueron los mejores del equipo; ganaba los duelos por suelo y uno por aire; provocó el penal que les dio el pase a la final y se encargó de cobrarlo a la perfección.

Luis Reyes: batalló mucho en ganarle a Yeferson Soteldo algunos duelos, pero su participación mejoró por la asistencia que le puso al 45' a Julián Quiñones, marcando el 1-0 del partido; dentro de lo malo es que fue amonestado en un partido donde todo por aire lo ganó.

Anibal Chalá: jugó 79 minutos, se veía superado por Tigres y tenía la necesidad de recurrir a las faltas, en una de ellas se gana la amarilla al entrar fuerte sobre Javier Aquino en tres cuartos de cancha. Le dio un mal pase a Julio Furch en el primer tiempo, donde pudo haber sido un gol para el equipo rojinegro.

Julián Quiñones: estuvo muy activo en la ofensiva durante el primer tiempo, pero se veía muy acelerado, con ganas sin duda de hacerle daño a su exequipo y lo logró al 45' anotando tras pase de Reyes; sin embargo, falló muchas jugadas claves, algunas donde se quedaba solo frente al arquero. Sólo acertó el 48 por ciento de sus pases y no ganaba duelos ni por aire ni por suelo. Eso sí, le dio el pase a Rocha en la jugada del penal.

Julio Furch: participó durante 65 minutos, tuvo poca actividad y lo que tuvo, lo falló, como un mano a mano en el que tiró muy mal, dejando con vida a Tigres.


Cambios...

Gaddie Aguirre: entró al 20' por la lesión de su compañero Aguilera; jugó a un 50 por ciento en cuanto a duelos ganados, mientras que en pases acertados apenas alcanzó el 67 por ciento de efectividad.

Jeremy Márquez: entró por Furch al 65' y estuvo acertado en sus pases, aunque de nada le servía al Atlas en ese momento.

Diego Barbosa: entró al 79' en busca de ayudar a aplacar a la ofensiva felina, pero cometió tres faltas para ello. Realmente poco pudo hacer.




NOTAS MÁS VISTAS