La desgracia se apellida Onofre: la figura del Tri que se fracturó días antes de México 70

‘Me fui completamente para abajo’, recordó Onofre a Mediotiempo sobre la lesión que lo dejó fuera de México 70, cuando el tapatío tenía 22 años de edad.

Juan Manuel Figueroa

Era el último entrenamiento de México en una tarde lluviosa del 28 de mayo de 1970, faltaban 4 días para que iniciara el Mundial y justo ese día el Tricolor recibió un golpe letal al perder por una fractura de tibia y peroné al jugador distinto, a la estrella de esa Selección que se preparaba para ser anfitriona, a Alberto Onofre.

El camino del conjunto azteca en esa Copa del Mundo inició con la peor noticia, en circunstancias que el propio Onofre recuerda como extrañas, pues ese día se levantó sin ganas de entrenar, pese a la cercanía del primer partido contra la Unión Soviética en el Estadio Azteca y su etiqueta de promesa que terminaría por jugar algún día en Europa.

“Ese día del entrenamiento yo no tenía ganas de levantarme, no me levanté a desayunar, me sentía sin ganas de entrenar. Inclusive antes de la fractura como estaba lloviendo yo traía zapatos de 6 ‘tacos’, y al ‘Chico’ (Francisco) Larios que era el utilero le dije ‘pásame los zapatos de hule’. Me dijo ‘Alberto, está lloviendo, cómo te vas a poner esos’. Me los cambié 10 minutos antes de la fractura, ¿por qué?, no sé”, recordó Onofre en entrevista vía telefónica para Mediotiempo.

El Tricolor dirigido por Raúl Cárdenas tenía en Onofre al jugador de las cualidades diferentes: visión de campo, cabeceo, excelso golpeo de balón y obviamente la confianza de miles de mexicanos que veían en él al futbolista que haría que México trascendiera en su primer Mundial como anfitrión.


“(Iba) con la ilusión de que iba a ser el mejor, con la ilusión de irme a jugar al extranjero, ya había algunas posibilidades, pero fue 4 días antes del Mundial, imagínate el golpe, porque yo decía ‘estoy seguro que voy a ser el mejor y después de eso viene algo mucho mejor’, pero no se me dio”, lamenta aún.

‘ME FUI COMPLETAMENTE PARA ABAJO’

El entonces mediocampista recordó que había ya algunas pláticas para salir a jugar a Europa, pero aquel choque en la práctica que realizaban en el Centro de Capacitación de la Ciudad de México con el jugador del Cruz Azul, Juan Manuel Alejandrez, le cambió la vida.

“Me fui completamente para abajo, fue muy difícil para mí la recuperación, me costó mucho tiempo para recuperarme y no había los adelantos de este tiempo. Se me fue todo, se me perdió la ilusión, todo, me fui para abajo completamente”, agregó.
“No quería saber nada del futbol yo, fue muy difícil para mí la recuperación, porque hay muchos factores, hubiera sido un partido… pero era para el Mundial, eso duele mucho más”.

Onofre jugaba para Chivas y por su lesión Cárdenas llamó de último momento a Marcos Rivas. Pero lo peor fue que Onofre no fue el mismo al grado de que se retiró en 1974, a los 27 años de edad, si bien alcanzó a ser figura de Chivas para el octavo título rojiblanco.



‘LA LESIÓN DE ONOFRE CAMBIÓ TODO’

Como si fuera premonición, México no logró pasar al quinto partido porque fue eliminado en Cuartos de Final por Italia al perder 4-1 en Toluca. Ese partido llegó para México tras superar la Fase de Grupos al empatar con la Unión Soviética y vencer a El Salvador y Bélgica, luego de que no habían Octavos de Final.

Pero Onofre, nacido en Guadalajara y hoy con 72 años de edad, no solo era la figura que guiaría al Tri sino el elemento alrededor del cual giraba la estrategia del entrenador Cárdenas, según recordó Ignacio Basaguren, uno de los seleccionados mexicanos en ese Mundial que el próximo domingo 31 de mayo cumple 50 años de su inauguración.

“La lesión de Onofre cambió todo, modificó todo el esquema de los entrenadores nacionales”, aseguró.​

NOTAS MÁS VISTAS