Gronda y su increíble cambio físico; lesiones y una terrible enfermedad las causas

Uno de los mejores físicos en la historia de la lucha Libre Mexicana, hoy en día luce muy diferente.

Gronda ha sufrido varias lesiones y operaciones en su carrera

Editorial Mediotiempo

En 2001, Lucha Libre AAA presentó a uno de los personajes más impresionantes en la historia. Un demonio rojo con un físico descomunal, hasta entonces, poco visto en los cuadriláteros nacionales. Sin embargo, con el paso de los años, Gronda, como se dio a conocer, vino a menos y entre lesiones y polémicas, ha ido quedando en el olvido.

Gerardo Gaitán hoy en día tiene 40 años y los músculos ya no tienen el mismo volumen de antes, los carteles estelares ya no existen para él y aunque el fisicoculturismo sigue siendo su disciplina más concurrida, la fama y el éxito son muy distintos a los que un día llegó.

Cuando ya era una estrella de la Tres Veces Estelar, en 2002 vino tal vez la lesión más redordada en la lucha mexicana. Su pierna se rompió en 3 después de dar una patada giratoria.

Ahí comenzó el calvario. En total, La Gárgola ha sumado 6 fracturas, múltiples lesiones, operaciones y una enfermedad en el páncreas que lo obligaron a decir adiós al ring.

Su carrera ya quedaba de lado y ahora su vida era la que corría riesgo. Durante 2 semanas los médicos no sabían si el gladiador podría sobrevivir a una terrible enfermedad.

"Lo que me mantuvo al borde de la muerte fue la pancreatitis, a finales del 2008, todo por comer chiles, las semillas se me fueron directamente al páncreas, se me regaron los ácidos gástricos y durante 15 días no sabían si viviría o no”, recordó en una charla +Lucha.

Y aunque parecía jamás volver a luchar, el de Tijuana se animó y pese a ya no tenía el nombre, se inventó el Grond XXX y empezó su camino como Independiente, aunque ya sin la fama que alcanzó años atrás .

Para colmo, nuevos problemas de salud, desgarros de músculos y hasta una cirugía en el oído, le siguieron mermado su físico y su carrera.

Llegó a la Arena Naucalpan y después a la Arena México con la Liga Élite, más estilizado, renovado, cabello largo y cuando parecía tener su segundo aire en la lucha, llegó el parón por coronavirus.

La falta de dinero para cuidar su físico, la toma de medicamentos y una caída en el alcoholismo han sido parte del viacrucis de Gerardo, que hoy en día parece haber quedado atrás. Es dueño de un gimnasio y puso un negocio de ecoturismo.


NOTAS MÁS VISTAS