Desde el vestidor

Newcastle buscó a Memo Ochoa

Francisco Arredondo

Desde hace ocho años se ha vivido con la lamentación de que el clembuterol fue el principal obstáculo que privó al portero mexicano Francisco Guillermo Ochoa de fichar por un club importante del futbol europeo, el PSG de la Liga 1 de Francia, tras dar positivo por dicha sustancia durante la participación de la Selección Nacional en la Copa Oro de 2011.

En esa ocasión fueron Ochoa y cuatro jugadores más los involucrados en esta problemática, como Francisco Javier 'Maza' Rodríguez, Edgar Dueñas, Antonio Naelson 'Sinha' y Christian 'Hobitt' Bermúdez, quienes fueron separados del Tricolor comandado en ese entonces por el técnico José Manuel de la Torre.

Todo era confusión, nadie daba crédito, en especial Paco Memo, quién con este doping positivo recibió un duro golpe en sus aspiraciones profesionales, pues mientras él estaba con el equipo mexicano en el torneo de Concacaf, sus asesores aguardaban en Playa del Carmen para que la directiva americanista les diera el sí para que pudiera emigrar.

Después de varios días de aguardar pacientes en pleno Régimen de Transferencia para recibir la documentación de la entonces dirigencia del cuadro de Coapa, por fin los representantes del arquero mexicano, en pleno lobby del hotel sede, pudieron tener en sus manos ese folder amarillo que contenía el aval para continuar con el proceso de negociaciones.

En ese momento todo caminaba sin problemas. Trascendió en aquella época que Ochoa Magaña era pretendido por varios clubes del Viejo Continente, principalmente el cuadro parisino, pero también se habrían tenido acercamientos con el conjunto inglés del Newcastle United Football Club en la Liga Premier.

Los asesores del guardameta tenían un camino recorrido y con pasos firmes para que todo lo planeado se diera sin complicaciones. Se decantaron por el PSG, dejando a un lado la supuesta oferta de los ingleses, pero cuando parecía que todo está cuadrado, los infortunios de la vida derrumbaron todo tras conocerse el doping positivo en plena Copa Oro.

PSG determinó dar un paso al costado, pero alrededor de esta operación existían otros elementos que complementaban la negociación y estos estaban encaminados a la penetración del futbol francés en México, para seguir los partidos de Ochoa Magaña. Sus asesores tuvieron que buscar otras alternativas y es por eso que terminó con el Ajaccio.

Memo regresa al país ocho años después de todo su recorrido en el futbol europeo, siendo un portero más maduro, pero ante todo un tipo que demostró que pese a las adversidades que tuvo todo su proceso para emigrar y después su estadía por varios clubes en esa parte del mundo, jamás renunció a sus aspiraciones por llegar a un equipo de mayor jerarquía.