Desde el vestidor

Sin alertas encendidas en la FMF; el Tata Martino sigue firme en el Tri

Francisco Arredondo

La adversidad en que está metida la Selección Mexicana de futbol en el Octagonal Final de la Concacaf rumbo a Qatar 2022, por el momento está lejos de encender las luces de alerta en la Federación Mexicana de Futbol (FMF), para poner en duda o entre cuestionamientos el proyecto encabezado por el técnico argentino Gerardo “Tata” Martino.

En las entrañas del órgano rector del balompié nacional, más allá de utilizar el término ratificación, prefieren pensar en dar continuidad al trabajo del estratega sudamericano de acuerdo a lo planeado cuando fue contratado, es decir, que esta gestión pese a las dificultades que atraviesa debe alcanzar el boleto directo a la justa mundialista del próximo año.

Martino y su equipo de colaboradores se sostendrán en el cargo con el respaldo de las principales autoridades de la FMF, quienes confían en que el camino ascendente se retomará en la siguiente jornada de la eliminatoria mundialista en los compromisos de enero y febrero de 2022 ante Jamaica, Costa Rica y Panamá, respectivamente.

Aunque como suele suceder o establecerse en la industria del futbol, se tiene un plan para las emergencias, pero por ahora no se cree que sea el momento para activarlo, se confía en el trabajo y capacidad de Gerardo Martino ahora como desde el día en que se determinó que era el indicado para conducir los destinos del Tricolor.

Aunque muchos pudieran ser los nombres que se colocan como opciones para suplir al “Tata”, en las entrañas de la FMF prefieren ser cautelosos antes de dejarse llevar por lo que se publica o se comenta mediáticamente, y esperar a la próxima Asamblea de Dueños de clubes ante quienes podría comparecer Martino, el próximo 6 de diciembre, junto con los responsables de selecciones nacionales.

Con visores en Estados Unidos

La Dirección Deportiva de la FMF, en su labor por captar prospectos para las diferentes categorías de las selecciones nacionales, ha colocado visores principalmente en los Estados Unidos, encargados de encontrar jugadores mexicoestadounidenses y convencerlos de inclinarse por portar la playera del Tricolor.

El objetivo es sumar a más futbolistas de ascendencia mexicana, quienes por una u otra razón no han vivido las mejores experiencias en todos los sentidos, cuando han sido convocados por las selecciones de Estados Unidos, y que se supone México sí les ofrece un trato totalmente diferente en todos los aspectos.